Brasil tendrá 5.300 MW eólicos en 2013

La eólica avanza con paso ffirme en Brasil. Enercon e Impsa ya fabrican turbinas eólicas, y hay cola para instalarse: Gamesa, Vestas, Suzlon, Alstom, GE, e incluso varios fabricantes chinos.

ABEEólica, la patronal brasileña de la energía eólica, destaca que los proyectos eólicos que estarán en operación en 2013 requieren una inversión de 25.000 millones de reales. Esta proyección suma los proyectos vendidos en las subastas de 2009 y 2010 así como la finalización de los proyectos restantes de PROINFA.

Los proyectos eólicos en construcción aumentarán la capacidad de generación eólica, que hoy asciende a 930 MW, hasta 5.300 MW en 2013. “A pesar de este crecimiento, la participación de la energía eólica en la capacidad total de generación de electricidad en Brasil será entonces sólo del 4%, mientras que actualmente la generación eólica promedia solo el 0,5% de la matriz energética”, dice Ricardo Simoes, presidente de ABEEólica.

El potencial de Brasil es de 143 GW de acuerdo al “Atlas del Potencial Eólico de Brasil”, publicado en 2001, a partir de mediciones realizadas entre el 40 y 50 metros de altura. Con la tecnología actual y las mediciones realizadas a 100 metros de altura, con seguridad se puede estimar que el potencial de Brasil está alrededor de los 350 GW, estima Ricardo Simões, presidente de ABEEólica. Así lo confirma también Steve Sawyer, Secretario General del GWEC, al declarar que “El potencial eólico de Brasil se sitúa entre 300 y 400 GW, según las estimaciones de los últimos estudios.” En Brasil, hay una complementariedad perfecta entre la energía eólica y la hidráulica, lo que hace muy atractivos los proyectos eólicos.

Brasil está en condiciones de suministrar aerogeneradores al mayor mercado latinoamericano de parques eólicos, así como el mercado de la energía eólica en los Estados Unidos, ya sea con turbinas eólicas o con partes. Históricamente, sólo había un fabricante de turbinas eólicas en Brasil, Wobben Windpower, filial de la empresa alemana Enercon, presente en el mercado eólico brasileño, con dos fabricas de aerogeneradores. Más recientemente otros proveedores eólicos comenzaron a entrar en el mercado, incluyendo la empresa argentina Impsa, así como Suzlon y Vestas, que han vendido aerogeneradores para proyectos eólicas dentro del programa PROINFA.

En 2009 y 2010 asistimos a la entrada de otras empresas en el mercado de la energía eólica en Brasil, y así entraron nuevos fabricantes de aerogeneradores, como Alstom, Gamesa, GE Wind y Siemens. Estos proveedores extranjeros se han convertido en elegibles para financiamiento por parte del BNDES, en función de su compromiso para la fabricación de turbinas eólicas en Brasil dentro de un corto periodo de tiempo.

El objetivo inicial es alcanzar una cuota de contenido nacional del 60%. Con el fin de lograr este objetivo, tanto de GE y Alstom están construyendo fábricas de turbinas eólicas en Brasil, mientras que Gamesa y Suzlon han anunciado planes de fabricación a corto plazo.

Siemens ya tiene una base industrial importante en Brasil, lo que permitirá a la empresa producir y montar aerogeneradores. Brasil está en condiciones de suministrar el mayor mercado latinoamericano de energía eólica, así como el mercado de Estados Unidos, ya sea con turbinas eólicas completas o con partes de aerogeneradores parcialmente montados.

Impsa, el mayor fabricante latinoamericano de turbinas eólicas, se afianza en Brasil, donde ya tiene una fábrica de aerogeneradores. La empre eólica argentina está implantada en varios países. Industrias Metalúrgicas Pescarmona, que controla junto a FI-FGTS la empresa energética ENERGIMP de Brasil, suscribió a través de esta última un acuerdo con la Caixa Económica Federal de Brasil para recibir financiamiento del Banco Nacional de Desarrollo Económico de Brasil (BNDES) por 300 millones de dólares.


Los fondos se aplicarán al desarrollo de 7 nuevos parques eólicos ubicados en los municipios de Acaraú y Acaratí, en el estado de Ceara, al noreste de Brasil. Los parques entrarán en operación en el año 2012 y totalizarán una potencia instalada de 211 MW, que elevará a 532,1 MW la potencial total instalada de ENERGIMP en todo Brasil.