España: Industria plantea doblar la fotovoltaica y contar con eólica marina en 2020

Madrid, 11 may (EFE).- Doblar la potencia instalada en energía solar fotovoltaica, multiplicar por siete la termoeléctrica, elevar un 68 % la eólica terrestre y dar entrada a la eólica marina son algunos de los objetivos que plantea el Ministerio de Industria en el borrador del Plan de Energías Renovables 2011-2020.

Según el documento, fechado el 6 de mayo y al que ha tenido hoy acceso Efe, los costes del plan ascenderán a 20.013 millones pero permitirán reducir en 25.954 millones la factura energética, lo que da un ahorro neto de 5.000 millones de euros.

El plan, que Industria ha presentado hoy a las Comunidades Autónomas en la conferencia sectorial de energía, prevé que en 2020 haya en España 7.250 MW instalados de solar fotovoltaica, frente a los 3.787 MW al cierre de 2010; 4.800 MW de termoléctrica (632 MW en 2010); y 35.000 MW eólicos (20.744 MW al cierre del año pasado).

Junto a esto, incluye introducir 750 MW de eólica marina y 100 MW de energía del oleaje o mareomotriz, además de doblar el peso de la biomasa.

Para el Gobierno, las tecnologías marinas tienen un gran potencial y se deben ir incorporando a medida que maduren durante la década 2020-2030.

Con estos objetivos, en 2020 el sistema eléctrico contará con 63.761 MW de energías renovables, lo que supondrá elevar un 62 % los 39.214 MW instalados al cierre de 2010.

Para dibujar este plan de renovables, el Gobierno calcula que la demanda eléctrica nacional tendrá un incremento acumulado del 26 % en la próxima década y que, en ese escenario, las renovables cubrirán en torno al 40 % de la demanda eléctrica.

El impulso a los biocombustibles y una batería de 90 medidas -que incluye modificaciones normativas, líneas de financiación, actuaciones en infraestructuras energéticas y actividades de formación y promoción- completan el plan, que persigue que las fuentes limpias supongan el 20,8 % del consumo energético final en 2020.

En total, el PER prevé promover una inversión de 60.000 millones de euros y registrar unos costes de 20.000 millones, de los que 18.534 millones irían destinados a las primas a las renovables, subvenciones que reciben estas instalaciones por su producción.

No obstante, Industria señala que los beneficios superarán a los costes, ya que el plan permitirá ahorrar 25.954 millones de euros por la menor importación de gas natural (15.081 millones) y gasóleo (6.428 millones) y la reducción de consumo de carburantes y emisiones de CO2 (3.567 millones).

El plan permitirá crear 84.414 empleos y aportar 33.607 millones al PIB.

En la parte económica del documento, el Gobierno calcula que la energía eólica podrá funcionar sin primas en 2014 y la solar entre 2023 y 2024. EFE