León España: Una inversión eólica de 430 millones espera el nuevo plan de renovables del Gobierno

Una inversión de más de 430 millones de euros en la provincia. Es el volumen de los proyectos eólicos que han completado ya su tramitación administrativa, cuentan con todas las autorizaciones y sólo esperan conocer el nuevo marco de primas que tiene que establecer el Gobierno para decidir si continúan adelante con sus proyectos o no. En el mejor de los casos no entrarán en funcionamiento hasta el 2013, pero que obtengan o no la necesaria financiación depende del marco económico que establezca el Ejecutivo en su planteamiento energético para los próximos nueve años.

Los responsables de Industria lo harán en las próximas dos semanas, en la Conferencia Sectorial de la Energía, donde presentarán el Plan de Energías Renovables (PER) 2011-2020. Una planificación que debía haber sido adelantada a las comunidades autónomas hace ya semanas, pero sobre la que a día de hoy la incertidumbre es total.

Un 80% más. En el caso de León, de esta decisión y de plantear un marco aceptable para las empresas depende que la provincia incremente en un 80% su capacidad de producción eólica actual. Dentro del marco del polémico registro de preasignaciones, que el año pasado dio un vuelco al escenario eólico vigente hasta entonces, la provincia ha conseguido poner en funcionamiento parques (que para entonces ya estaban construidos, muchos incluso en funcionamiento) que suman una capacidad de generación de casi 450 megavatios. De sacar adelante aquellos que ya llevan tiempo proyectados, y que cuentan con todas las bendiciones administrativas y medioambientales, se sumarían instalaciones para producir otros 360 megavatios.

Si en el PER que presente el Gobierno en los próximos días no se establece con claridad el marco de incentivos en el que se moverá el mercado de las renovables para los próximos años, el parón del sector (que ha sufrido ya un retraso de un año en las instalaciones en marcha, y tiene paralizadas las que esperan entrar en funcionamiento) será total a partir del 2013. Un hecho que para León tendrá un doble efecto negativo: a parte de perder la inversión o el empleo, supondrá la puntilla para algunas de las industrias de fabricación de componentes eólicos ubicadas en la provincia, que han vivido ya dos años de duro ajuste de producción y empleo.

De momento Industria ha adelantado que el nuevo PER (que sustituye al 2005-2010) se aprobará en julio, y que supondrá una apuesta decidida por el desarrollo de las energías limpias como base de un modelo energético sostenible que no dependa tanto de la coyuntura económica. España pretende aprovechar la ventaja competitiva que tiene en el campo de las renovables y alcanzar los objetivos marcados por la Unión Europea (un 20% de producción de energía con fuentes limpias para el 2020).

Respecto a las primas, el ministerio sólo ha adelantado que opta por la introducción de un sistema de tarifas fijas, que ha dado buenos resultados en otros países. El propio departamento que dirige Miguel Sebastián reconoce que el marco en el que se muevan las renovables tiene que ser de estabilidad, pero también de flexibilidad para introducir los avances tecnológicos y la innovación.