Tortuga Boba liberada en Parque Natural Cabo de Gata-Níjar

Sonia Rodríguez, delegada de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en Almería, participó el jueves pasado de un acto que se llevo a cabo en las playas del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar, en el cual se liberaron 126 ejemplares de tortuga boba, también llamada Caretta.

Este hecho forma parte de un programa de restauración de nidificación de esta especie en el litoral de Andalucía; que consiste en un convenio entre la Consejería de Medio Ambiente de la Junta y la Estación Biológica de Doñana, para salvaguardar la subsistencia de esta tortuga en libertad.

Las crías que han sido liberadas nacieron en septiembre del año pasado en esas playas y han permanecido hasta el momento en el Centro de Gestión del Medio Marino Andaluz (Cegma) del Estrecho, ubicado en Algeciras (Cádiz). Cabe destacar que el número de tortugas liberadas durante este año es de 272 crías, y el total desde que se lanzó este proyecto, en el año 2007, es de 800 ejemplares.

Las crías son devueltas al sitio donde nacieron y donde naturalmente deben estar y el objetivo que se persigue al devolverles la libertad es que vuelvan a su entorno a desovar cuando alcancen la madurez sexual, lo cual ocurrirá dentro de unos 15 ó 20 años; de esta forma se intenta contribuir a mantener una población estable en la costa de esta especie en vías de extinción.

Las tortugas liberadas poseen un chip subcutáneo que permite que puedan ser identificadas de forma rápida y segura, y algunas de ellas incluso tienen un dispositivo de seguimiento de ultrasonido para poder monitorizar su evolución en los primeros instantes que tocan el agua. Gracia a estos últimos aparatos es que se ha podido comprobar que las tortugas bobas alcanzan el mar abierto rápidamente.