¿Cómo ahorrar en la factura de la electricidad?

La Asociación Nacional de Ahorro y Eficiencia Energética, ANAE, ha puesto en marcha una campaña de concienciación ciudadana que “pretende que empresas, entidades y ciudadanos conozcan si su contrato de electricidad y gas natural es el más apropiado para sus intereses”. La campaña lleva un nombre de lo más explícito: YO-YA-NO (regalo dinero).

ANAE acaba de anunciar el lanzamiento de YO-YA-NO, una campaña de análisis de facturación de suministros eléctricos “para detectar contratos ineficaces”. Y es que la asociación se ha percatado –desde que comenzó su actividad, hace algo menos de dos años– de que “entre un 65 y un 80% de los suministros analizados no están optimizados, lo que se traduce en un sobrecoste inútil para los consumidores, situación que empeora para aquellos que tienen grandes consumos y que podrían estar ahorrando dinero en su factura de la luz”. El resultado es que dicho sobrecoste, que sale del bolsillo del consumidor, va directamente a los beneficios de las compañías eléctricas y a las arcas del estado.

Entre los motivos de esa divergencia coste-servicio, ANAE señala que “el sector de la energía, y especialmente el eléctrico, es muy dinámico y cambiante, y tanto las condiciones de las compañías, como los hábitos de consumo de los ciudadanos pueden variar en un corto período, por lo que muchos contratos quedan obsoletos o desfasados y siempre en perjuicio del consumidor”. En esa línea argumental, ANAE cita un reciente estudio del Buildings Performance Institute Europe según el cual “para la mayoría de los consumidores, las facturas de energía representan entre un 3 y 4% de su renta disponible, por lo que tradicionalmente no se ha dado importancia al gasto energético ni a las medidas de ahorro y eficiencia energética”.

Análisis gratuito de los suministros
¿En qué ha cambiado ahora la situación? Pues, según ANAE, en que “el cada vez mayor encarecimiento de la luz está provocando una mayor sensibilización ciudadana hacia la búsqueda de soluciones para ahorrar en sus facturas de gas y electricidad”. De ahí el lanzamiento de la campaña YO-YA-NO (regalo dinero). La asociación se compromete a realizar, gratuitamente, un “análisis de suministros” para detectar “desadaptaciones en tarifas contratadas, los horarios de consumo y su intensidad, la demanda de potencia en relación a lo contratado o los sobrecostes por energía reactiva, y, en virtud del estudio realizado, se propondrá al consumidor las medidas correctivas que más ahorro económico puedan proporcionarle, siendo en su mayoría, sin coste alguno”.

ANAE se presenta como “la asociación de los consumidores de energía”
La Asociación Nacional de Ahorro y Eficiencia Energética (ANAE) se define como “una plataforma de ayuda para los usuarios de energía y agua, independientemente de cuál sea su condición o actividad”. La asociación nace “tras un análisis de la situación actual de liberalización de los mercados y servicios energéticos unida a las perspectivas del sector de cara al futuro, con tendencias mantenidas de precios al alza”. El artículo 2º de sus Estatutos recoge que es “una asociación no gubernamental, apolítica y sin ningún vínculo con compañías generadoras, distribuidoras o comercializadoras de energía, siendo por tanto, totalmente independiente”.

Reproducimos a continuación las “Ventajas de asociarse“, según ANAE
«La máxima “La información es poder” es cierta, pero, en el caso de la energía, es además dinero, puesto que existe un alto porcentaje de usuarios de energía que desconocen las ventajas de tener un mercado liberalizado, los conceptos de su factura de energía y la adecuación de su contrato a sus necesidades reales (…). Como servicio al asociado, un asesor energético de ANAE se encargará de un análisis detallado de sus facturas de energía, detectando posibles anomalías y ofreciendo soluciones correctivas así como recopilando las mejores ofertas disponibles de las diferentes comercializadoras. Si el socio dispone de varios suministros se actúa sobre la totalidad de ellos. Sólo este concepto puede suponer ahorros, en determinados casos, de hasta el 20%.

Existe otra máxima: “La unión hace la fuerza”. La asociación negocia directamente con los diferentes agentes energéticos por la globalidad de energía en los contratos de sus asociados ejerciendo una fuerza increíblemente poderosa para conseguir importantes rebajas en los precios. De esta manera los asociados consiguen ahorros cuantiosos comparativamente. Estas actuaciones gratuitas son continuadas, por lo que, a la finalización de los diferentes contratos de energía de los asociados, estos obtienen la seguridad de pagar una factura lo más ajustada posible para estos conceptos. En el caso de asociados que representan a industrias o comercios de grandes consumos o multisuministros, no importando la ubicación geográfica, este concepto resulta significativamente interesante ya que le proporciona la seguridad suficiente en disponer de tarifas ajustadas, despreocupándose de esta área y centrándose en su actividad productiva».

Para saber más sobre cómo se financia esta asociación o cuáles son las cuotas de los asociados, clique aquí.

fuente: energias-renovables.com
imagen: asociacion-anae.org