El PSOE acusa al Gobierno de dar un mazazo a las renovables y cargar la fiscalidad sobre la tarifa de luz

consumidor-precio-luz-impuestos-tarifa-electrica

La portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Soraya Rodríguez Ramos, considera que las medidas sobre el sector energético adoptadas por el Gobierno este año suponen “un mazazo” a las energías renovables y “un grave error” en el que la nueva fiscalidad eléctrica acabará trasladándose de forma “directa” al consumidor de luz.

Las medidas aprobadas “no dejan de ser un verdadero parche en el que hay una transferencia directa al consumidor sin atacar los problemas reales ni acabar con un sistema que no funcionará si no cambiamos su forma de funcionar, de producir y de retribuir a la energía”, afirmó.

La portavoz socialista realizó esta valoración en una jornada sobre energía celebrada en el Congreso y organizada por el PSOE, en la que pidió que se tengan en cuenta a los consumidores a la hora de abordar medidas en el sistema eléctrico y en la que lamentó la ausencia de un “calendario claro” sobre el cierre de la central nuclear de Garoña.

Rodríguez Ramos también reconoció los “errores” cometidos por el anterior Gobierno socialista en la gestión del déficit de tarifa y consideró que este problema debía haberse atajado “en la primera legislatura, de manera “clara y con respuestas”.

“Nosotros, después de haber estado gobernando ocho años, sabemos que hemos cometido errores y teníamos que haber reaccionado de forma más rápida y nítida a una de las principales herencias, que es el déficit tarifario”, afirmó.

“Este déficit no es déficit ni es ayuda ni es subvención, pero es uno de los principales cánceres de nuestro sistema energético” en el que “se convierte al consumidor en una especie de adicto a una energía muy barata en el que se camufla su verdadero coste”, señaló.

En todo caso, Rodríguez Ramos destacó el impulso a las energías renovables durante los ocho años de Gobierno del PSOE, de forma que estas tecnologías pasaron de ser un sector “auxiliar” a “una verdadera fuente de energía”. “La eólica, la solar y la fotovoltaica fueron una prioridad para nosotros”, afirmó.

Sobre la central de Garoña, consideró que, pese a la ausencia de un calendario sobre su continuidad, “finalmente se cerrará sola”. “Siempre hubiera sido mejor cerrarla, pero está bien que se cierre ella”, indicó.

fuente: europapress.es