La CNE pide eliminar el peaje al autoconsumo por discriminatorio

reforma-electrica-peaje-autoconsumo-energetico

La Comisión Nacional de la Energía (CNE) se ha sumado a la opinión de “una gran mayoría” de los miembros de su Consejo Consultivo y ha pedido al Ministerio de Industria que elimine el nuevo peaje de respaldo al autoconsumo de electricidad. Esta tasa dificulta que los hogares o comercios vean algún tipo de rentabilidad en abastecerse con su propia energía instalando una placa solar o un minimolino eólico en su vivienda ya que terminarían pagando un importe muy similar por su consumo. En un sobre la nueva regulación, este órgano supervisor considera que el sistema de peaje es “discriminatorio” y hace inviables los proyectos, algo que va en el sentido contrario de las directivas comunitarias sobre eficiencia energética.

Además, el ente —que en octubre se integrará en el nuevo superregulador, la CNMC— discrepa de las fuertes multas que el Gobierno contempla para la falta de inscripción de instalaciones en el nuevo registro de autoconsumo. Estos castigos van desde el corte de suministro a sanciones que llegan a los 30 millones. La CNE sostiene que no inscribirse en ese listado obligatorio “difícilmente puede poner en riesgo la garantía de suministro” o generar peligro manifiesto a las personas, bienes o medio ambiente. En su informe también reclama que quienes producen energía en la modalidad de autoconsumo puedan vender toda o parte de su energía excedentaria.

El organismo presidido por Alberto Lafuente también advierte de que la propuesta de real decreto “sacrifica la eficiencia económica a medio y largo plazo en aras de la sostenibilidad económica a corto plazo”, ya que tiene como objeto recuperar “costes en gran parte hundidos que preceden en el tiempo al autoconsumo y no son achacables a él”.

Junto a esto, aprovecha para señalar que con el trámite de urgencia con el que se plantea la propuesta, coincidente en el tiempo con el anteproyecto de Ley del Sector Eléctrico y varios reales decretos y órdenes, “no se garantiza la participación efectiva de los distintos agentes involucrados”.

“Discriminatorio con el resto”

Aplicar el nuevo peaje de respaldo exclusivamente a los consumidores con autoconsumo resultaría, a juicio de la CNE, “discriminatorio con respecto al resto de consumidores”, que podrían reducir su consumo con medidas de eficiencia energética, entre ellas el uso de lámparas de bajo consumo, y no pagarían este peaje por la energía que pudieran ahorrar”.

También resultaría discriminatorio que el autoconsumo “tuviera que pagar por unos servicios o desvíos que no ocasionan costes al sistema, al netearse con su propia demanda”, ya que la producción y el consumo se hacen en este punto.

“Inviable económicamente”

En cuanto al importe del peaje, advierte de que hace “inaplicable” cualquier instalación de autoconsumo. “En la propuesta se incorporan de manera transitoria valores numéricos para el peaje de respaldo muy elevados que harían económicamente inviables las modalidades de suministro y producción con autoconsumo”, señala.

La propuesta, indica, “adolece de una disfunción grave” al incluir el peaje e “imposibilita el desarrollo del autoconsumo en la práctica”, con lo que no se alcanzarán los objetivos de la producción de electricidad para uso propio.

“No tiene en cuenta los beneficios sociales”

Otro de los aspectos de la propuesta de real decreto que critica el regulador es que en el peaje de resultado no se deducen “los beneficios sociales que están asociados a la producción distribuida y al autoconsumo”, entre ellos el ahorro por las pérdidas de energía en la red, que “incrementa la eficiencia del sistema en su conjunto”.

Tampoco se tienen en cuenta otros beneficios sociales del autoconsumo “de más difícil cuantificación”, como pueden ser “la reducción de las inversiones netas en el sistema (por las menores congestiones de la red y las menores necesidades de capacidad instalada en generación), la menor dependencia energética, así como el menor impacto medioambiental de las actividades eléctricas”.

“Contradice las directivas europeas”

Es en este punto en el que el regulador considera que esta falta de reconocimiento de los beneficios sociales del autoconsumo va en dirección contraria a las directivas europeas. “En la normativa europea se promociona a la generación distribuida y el autoconsumo cuanto menos por todas estas razones”, recuerda a Industria.

Junto a esto, se detecta “una cierta incoherencia” entre la propuesta del real decreto y el anteproyecto de Ley del Sector Eléctrico, ya que en el segundo no se concreta el nuevo peaje. El anteproyecto sí define en cambio los peajes de acceso a las redes de transporte y de distribución

fuente:economia.elpais.com