Adiós a las bicis eléctricas baratas: la UE impone aranceles de hasta el 79% a las procedentes de China

La bicicleta eléctrica se iba imponiendo poco a poco en las grandes ciudades como medio de transporte alternativo y sostenible. Una de sus ventajas es el precio frente a motocicletas o coches, pero eso ya se va a acabar. A partir de ahora, las bicicletas más baratas del mercado, las realizadas en China, tendrán un impuestazo del hasta el 79% en toda la Unión Europea.

La mayoría de los exportadores de bicicletas eléctricas en China sufrirán un arancel del 79,3%. Esta cifra es significativamente más grande de lo que muchos esperaban en la industria. Sin embargo, varios exportadores específicos recibirán aranceles reducidos. Por ejemplo, Bodo Vehicle Group será golpeado con un impuesto del 73,4%, el grupo Yadea Technology recibirá un impuesto reducido del 62,9% mientras que Giant, uno de los fabricantes de bicicletas más populares, recibirá un arancel significativamente menor de solo el 24,6%, tal y como cuenta el portal Electrek.

La Unión Europea abrió una profunda investigación hace meses que llevó a analizar a más de 70 empresas chinas fabricante y exportadoras de bicicletas eléctricas. Unas colaboraron, y otras no, como en todo, pero las que sí lo hicieron se vieron beneficiadas en el trato fiscal.

La Unión Europea abrió esta investigación a petición de la industria europea que veía como sus ventas no levantaban vuelo y acusaron a los fabricantes chinos de dumping.

El caso es que la UE no es el único que ha gravado a las bicis eléctricas chinas. Anteriormente, la administración Trump también lo hizo, pero en este caso con solo un 25% para todos los exportadores chinos, de tal manera que en EEUU te peudes comprar una e-bike por debajo de los 500 dólares.

Ahora en Europa las bicis eléctricas se irán a precios cercanos a los 800 ó 1.000 euros en vez de a los 300 euros que se ha visto hasta ahora. Esto hará que el cambio de uso hacia las bicis eléctricas sea más complicado para los bolsillos de los europeos.