El Gobierno incluye el impuesto al diésel en los recién aprobados Presupuestos Generales 2019

El Gobierno acaba de aprobar en Consejo de Ministros los Presupuestos de 2019. Entre las nuevas medidas que se incorporan con esta decisión será la subida de impuestos al diésel con el objetivo de que estos se acerquen a los de la gasolina, que son más elevados, y que se incluiría en la futura ley de Cambio Climático y Transición Energética. Un incremento fiscal que supone 3,8 céntimos/litro, según ha anunciado la ministra de Hacienda, María Jesús Montero en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros. Sin embargo, no se hará efectivo hasta que supere el trámite parlamentario, algo que está por ver.

A falta de conocer los Presupuestos Generales del Estado, que se presentarán este próximo lunes, parece claro que la subida de este impuesto no afectaría a profesionales, ni tampoco al gasóleo agrícola.

Son ya muchos meses los que han pasado desde que la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, anunciaba que el diésel tenía “los días contados” y pese a que luego reconoció que estas palabras “no fueron acertadas”, se ha seguido la hoja marcada según esa posición.

La justificación es que el Gobierno ha trabajado en una fiscalidad que ha recogido las peticiones de la Comisión Europea, pero junto con políticas económicas que ayuden a que la transición hacia la reducción del CO2 sea de una forma ordenada.

“Tenemos el reto importante de luchar contra el cambio climático, que es, para nosotros, importantísimo y un proyecto de país. No dudamos que lo tenemos que hacer, pero también manteniendo la competitividad de sectores estratégicos, como es el de la automoción, con una industria que es intensiva en consumo energético y hay que ver cómo acompañar a estos sectores para que hagan esta transición”, dijo en su momento Teresa Ribera.

El Ejecutivo también ha incluido los ingresos previstos por el de transacciones financieras y el impuesto digital.

Ahora se inicia un camino complicado para alcanzar el éxito, ya que a día de hoy Pedro Sánchez no cuenta con los suficientes apoyos parlamentarios para sacarlos adelante. De no aprobarse los Presupuestos Generales del Estado, aún cabría otra posibilidad, que el Gobierno apruebe esta subida de impuestos al diésel mediante la fórmula del Real Decreto-Ley, una fórmula que se está generalizando en los últimos meses ante las dificultades de conseguir consensos con el resto de grupos políticos.