El Gobierno sale a la caza de los inversores internacionales de energías renovables

El secretario de Estado de Energía, José Domínguez Abascal, ha acudido este fin de semana a Abu Dhabi a la novena Asamblea de IRENA, la Agencia Internacional de Energía Renovable.

Abascal ha aprovechado la ocasión para cambiar la imagen de España. De ser un país que no respeta la seguridad jurídica de las inversiones de extranjeros y nacionales a volver a liderar el sector renovable bajo una normativa clara y predecible.

Concretamente, en uno de los debates que mantuvo el secretario, el moderador le preguntó sobre los recortes a las renovables y su retroactividad que le han llevado a España a ganarse la peor fama mundial con casi una cincuentena de demandas internacionales.

Abascal aprovechó esta circunstancia para contar a los más de 150 países allí reunidos que España ha cambiado, que tiene programado mantener la retribución razonable al menos durante los próximos 12 años para las plantas ya instaladas (las del RD 2013), que quiere recuperar la confianza de los inversores y que para ello realizarán subastas de más de 3.000 MW renovables anuales como mínimo.

Además, les ha contado los planes que tiene España para crecer, sobre todo en fotovoltaica donde hay peticiones ya aprobadas para unos 10-12 GW y que están listos otros 15-20 GW más para obtener los permisos para instalarse en España. El apetito inversor en España es notorio pero es fundamental que se cambie la imagen de ser un país poco serio con el dinero de los demás, luego sucede lo que sucede, que hay que devolverlo.

El Gobierno lo sabe y ya está actuando sobre ello. Cambiar esa imagen es uno de los objetivos de Teresa Ribera y su equipo. Tratar de evitar más demandas internacionales y volverse a ganar la confianza de los inversores extranjeros que serán fundamentales para el buen desarrollo de las renovables en los próximos años.

Hay que tener en cuenta que el Gobierno plantea que se inviertan unos 100.000 millones de euros en los próximos años en España, la gran mayoría en fotovoltaica.

Asimismo, por ejemplo, Joan Groizard, del IDAE, que estuvo acompañando a Abascal en Abu Dhabi y participó en algunos debates se ha ido ahora a Alemania para explicar los planes energéticos de España.

Está previsto que se aprovechen los foros internacionales para contar los nuevos planes de España en su transición energética.