Las 10 tecnologías en el mundo de la energía que salvarán el planeta

En las últimas décadas se ha visto un increíble avance y despliegue en tecnologías innovadoras pero es la convergencia de estas tecnologías la que realmente podría transformar nuestro futuro, según cuenta la revista Forbes.

Si la mayor preocupación es el cambio climático, la contaminación del aire, los plásticos, la seguridad alimentaria o una de las muchas amenazas existenciales que enfrenta el mundo hoy en día, parece que existen soluciones tecnológicas que realmente pueden ayudarnos a cumplir los objetivos del acuerdo climático de París 2015 o alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible para 2030.

Masdar, la compañía de Abu Dhabi que investiga sobre energías futuras, en asociación con el periódico The National y la Cumbre World Future Energy organizada durante la Semana de la Sostenibilidad de Abu Dhabi (ADSW) lanzaron un nuevo informe “El futuro de la sostenibilidad”, que destaca cómo innovaciones tan distintas como son la captura de carbono. el almacenamiento de energía, la impresión en 3D, la inteligencia artificial (AI) o el análisis de datos podrían acelerar la transición global hacia un mundo sostenible y con bajas emisiones de carbono.

El informe también examina los avances tecnológicos clave que mejorarán la sostenibilidad en seis sectores definidos como energía y cambio climático, agua, movilidad, biotecnología, espacio y tecnología para el bien. Varias tecnologías, como la impresión 3D, la nanotecnología, el análisis de datos, la cadena de bloques y la inteligencia artificial, afectan a los seis sectores. Estas y otras tecnologías están convergiendo para mejorar la eficiencia, optimizar el consumo de electricidad y producir sistemas inteligentes que reducirán nuestra huella de carbono.

Las diez principales tecnologías identificadas en la investigación incluyen:

  • Las ‘cadenas de bloque’, que permite comprar y compartir la electricidad como por ejemplo el OLI de Alemania
  • El blockchain y las criptomedas en instalaciones renovable. Con esta tecnología como la startups de Soluna;
  • Plataformas de intercambio de energía solar de igual a igual que extienden energía limpia a áreas remotas como la de SOL-Share, con sede en Bangladesh;
  • Los sistemas de recuperación de calor residual que reciclan subproductos industriales y se convierten así en una fuente de energía sin carbono. Es el caso de Seramic de Emiratos Árabes Unidos;
  • Una batería de estado sólido imprimible en 3D alimentada por aceite vegetal que tiene aplicaciones potenciales en el almacenamiento de energía, como la de Berekotry Ltd (EEUU);
  • Un tipo de carbón hecho a partir de biomasa que puede reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Se utiliza ya en las centrales térmicas de carbón de Agri-Tech Producers, en EEUU;
  • Las briquetas “verdes” hechas de biomasa que reducen la tala de árboles y la dependencia de carbón sucio como el creado por la empresa de gestión de medio ambiente Kayole de Kenia;
  • Un sistema de realidad virtual que inspira un comportamiento más sostenible como es el de Thinc Design de Nueva York;
  • Una fuente de agua en la ciudad que ahorra agua y evita el uso de millones de botellas de plástico. Eso a propuesta del Grupo ProAcqua;
  • Pinturas respetuosas con el medio ambiente que protegen las superficies y mejoran las eficiencias energéticas, como las de zero-VOC.

Las innovaciones en energía y cambio climático siguen siendo algunas de las más críticas para acelerar un futuro más sostenible, y el informe sostiene que se debe lograr un mejor almacenamiento de energía, incluidas las innovaciones en el almacenamiento de hidrógeno, para una transición energética exitosa. Mientras tanto, se espera que las redes inteligentes y la conectividad faciliten una mejor gestión de la energía y menos residuos en general.

También hay otras áreas que requieren un mayor enfoque para tener un impacto, con las tecnologías de tránsito de ciudades inteligentes una innovación clave para desarrollar servicios de movilidad más sostenibles.

Como el agua es un tema crítico, tanto en términos de agricultura (que consume el 70% del agua dulce global cada año) como en términos de uso en la generación de energía, la desalinización deberá desarrollarse rápidamente.

La biotecnología será cada vez más generalizada, con el potencial de resolver una amplia gama de desafíos médicos, agrícolas y ambientales. En las industrias que van desde la médica hasta la fabricación, la impresión 3D seguirá desempeñando un papel cada vez más importante, mientras que la exploración espacial pasará del ámbito de los gobiernos al desarrollo de prácticas e industrias sostenibles.

Un área que aparece claramente en el informe es la importancia de los jóvenes. Mientras que en el norte global la población está envejeciendo, a nivel mundial, la demografía se está desplazando hacia abajo. La mayoría de los jóvenes de hoy creen que el cambio climático será la mayor amenaza para el mundo en la próxima década y están recurriendo a la innovación para resolver los desafíos. Esto en sí mismo se vincula con el último hallazgo importante del informe, y es que la educación es absolutamente fundamental para el logro de mejores prácticas sostenibles.

“El mundo está experimentando un cambio desde el paradigma de los negocios como de costumbre a uno más consciente de la sostenibilidad” dijo Thani bin Ahmed Al Zeyoudi, ministro de Cambio Climático y Medio Ambiente de los Emiratos Árabes Unidos.