Petronor reconoce escapes de benceno de su refinería de Vizcaya en noviembre

La empresa Petronor ha reconocido hoy que los pasados 9 y 16 de noviembre se produjeron sendos escapes en la cabina de San Julián de su refinería de Muzkiz (Bizkaia) que generaron “valores de benceno más altos de los habituales”, aunque ha asegurado que cumple “con creces” la normativa.

Según ha publicado hoy el periódico El Correo, la Fiscalía de Bizkaia ha abierto una investigación penal por un supuesto delito ambiental por estos escapes de benceno, un compuesto químico considerado cancerígeno y muy perjudicial para la salud de las personas.

La compañía propietaria de la refinería de Muzkiz (Bizkaia) señala en un breve comunicado que el Gobierno Vasco fue “debidamente informado en todo momento y ha realizado el correspondiente seguimiento” de ambos escapes.

Petronor recuerda que una directiva de la Unión Europea de 2008 y un Real Decreto de 2011, relativo a la mejora de la calidad del aire, establecen un límite para el benceno de 5 microgr/Nm3 de media anual.

La compañía petrolera asegura que “cumple con creces el precepto legal, estando la media anual (de emisiones de esta sustancia cancerígena) de 2018 por debajo de 1 microgr/Nm3”.