Podemos de Asturias exigirá que el Gobierno desautorice el cierre de térmicas

El diputado de Unidos Podemos por Asturias en el Congreso Segundo González ha avanzado que su grupo exigirá al Gobierno que no autorice “el cierre precipitado” planteado por Naturgy para las centrales térmicas de Soto de la Barca, La Robla y Meirama sin alternativas para los trabajadores y para las comarcas que permitan crear más empleo de calidad del que se pueda destruir.

Naturgy informó hoy de que la solicitud de cierre de estas tres centrales, que pide que se lleve a cabo en junio de 2020, se formalizó al Ministerio de Transición Ecológica la última semana de diciembre y se ha comunicado a los comités de empresa.

En un comunicado, el parlamentario morado señala las empresas del oligopolio energético son “muy diligentes a la hora de cobrar ayudas, beneficiarse de privilegios y repartir dividendos” a costa de que los ciudadanos paguen la cuarta factura de la luz más cara de Europa, “pero le cuesta mucho más invertir para reducir emisiones”.

Además, acusa al Gobierno de no haber ayudado “en nada con sus mensajes alarmistas al mantenimiento de la actividad” y señala que Podemos viene exigiendo un calendario de transición energética ordenada y justa que permita reducir las emisiones sin poner en peligro la actividad en las comarcas.

“La transición energética será justa o no será, por eso no se puede permitir cierres sin alternativas”, añade González, que pide no olvidar que el Gobierno del PP fue el que privatizó ENDESA en 2004, “una empresa que en estos momentos podría jugar un papel muy importante en el proceso de transición, pero que sin embargo también está procediendo a cerrar las centrales térmicas de que dispone”.

La multinacional se ha comprometido a recolocar en otros centros de trabajo a buena parte de la plantilla de esas centrales térmicas de carbón, y a buscar salidas individualizadas y pactadas con el resto.