Chevron gana 14.824 millones en 2018, un 61% más que el año anterior

La petrolera estadounidense Chevron tuvo un beneficio neto de 14.824 millones de dólares en 2018, un 61% más que en 2017, impulsada por una mayor producción de crudo y pese al impacto de la reforma fiscal de Estados Unidos (EEUU).

Según anunció hoy, la facturación anual de la empresa, con sede en San Ramón (California, EEUU) alcanzó los 166.339 millones, lo que representa un 17% más respecto al ejercicio previo.

El cuarto trimestre del año era el más seguido por Wall Street, que aplaudió las ganancias de Chevron entre octubre y diciembre pero no quedó tan convencido con los ingresos.

El beneficio trimestral de la petrolera fue de 3.730 millones (1,95 dólares), un 20% superior a lo que obtuvo en el mismo período del año anterior.

En 2017 tuvo unos beneficios fiscales de 2.020 millones de dólares en el último trimestre con la reforma fiscal, mientras que en el último trimestre del año pasado tuvo que aportar una provisión de 270 millones relacionada con sus activos.

Por su parte, los ingresos en los últimos tres meses de 2018 se incrementaron casi un 13%, hasta los 42.352 millones.

La producción anual de la petrolera se elevó un 7% y alcanzó los 2,93 millones de barriles diarios, un récord nunca visto, según anunció el presidente y consejero delegado de Chevron, Michael Wirth.

Wirth destacó la fortaleza de la empresa y su rendimiento durante 2018, año en el que acumuló unas reservas adicionales de 1,46 millones de barriles gracias, en buena parte, a sus proyectos en Texas (EEUU) y en Australia.

Además, este miércoles, Chevron anunció la adquisición por unos 350 millones de dólares de una refinería que produce 110.000 barriles diarios situada en Pasadena (Texas).

Los resultados eran muy bien recibidos en la Bolsa de Nueva York y media hora antes de la apertura de la sesión, los títulos de la compañía ascendían un 1,21 % en el grupo del Dow Jones. En el último año, el valor bursátil de Chevron ha cedido en torno al 3%.