Daimler reduce un 45% las emisiones medias de su flota entre 1997 y 2017, pero las aumentó el año pasado

Daimler ha reducido un 45% las emisiones medias de su flota de vehículos nuevos en las últimas dos décadas (1997-2017), hasta 125 gramos de dióxido de carbono (CO2) por kilómetro, aunque las aumentó el año pasado hasta los 132 gramos de CO2 por kilómetro (134 si se tienen en cuenta los vehículos comerciales registrados como turismos en la categoría M1) por la llegada del WLTP (el 1 de septiembre), que introdujo parámetros “más estrictos”.

Daimler prevé que el promedio de emisiones de CO2 por kilómetro de sus coches nuevos sea “ligeramente” más bajo en 2019 respecto al año pasado y se reduzca “significativamente” en 2020, debido a la llegada de nuevo modelos híbridos enchufables y 100% eléctricos.

“Lograr con los objetivos que marca la Unión Europea para 2020/2021 no es solo una cuestión de posibilidades tecnológicas o de ampliar la cartera de producto (con vehículos electrificados), sino que depende de la decisión de compra real del cliente, las condiciones específicas de cada mercado y de una infraestructura (de recarga) que funcione, entre otras cosas”, señalan desde la multinacional germana.

Además, apuntan que un “desafío” es la legislación sobre emisiones, que es diferente en todo el mundo y conlleva diferentes métodos de prueba. Un ejemplo actual es el WLTP en la Unión Europea (más del 90% de la gama de Mercedes-Benz Cars ya cumple con la normativa Euro 6d TEMP).

Daimler está invirtiendo más de 10.000 millones de euros en la nueva familia de productos EQ y para 2022 toda la gama de Mercedes-Benz Cars estará lista para ser electrificada, por lo que la firma de la estrella prevé que entre un 15% y un 25% de sus ventas totales (entre Mercedes-Benz y Smart) corresponderá a modelos eléctricos para 2025.

Mercedes-Benz planea el lanzamiento de más diez automóviles completamente eléctricos de todos los segmentos y Smart es la primera marca del consorcio alemán que ha iniciado su transformación completa hacia la electrificación.

Smart tan solo comercializa modelos eléctricos en Estados Unidos (EE.UU.), Canadá y Noruega desde 2017, una medida que adoptará también en el mercado europeo a partir de 2020.

Daimler subraya que la “sostenibilidad” es uno de los principios básicos de la estrategia corporativa del grupo. De este modo, considera un “elemento central” el camino hacia la conducción de cero emisiones y la electrificación sistemática de toda la flota de vehículos.

“Nuestro objetivo claro es reducir de manera sostenible las emisiones de cada vehículo de Mercedes-Benz Cars. Una medida concreta es la electrificación gradual de toda la cartera de producto. Continuaremos ofreciendo a nuestros clientes servicios de movilidad atractivos e individuales en el futro y, por lo tanto, aumentaremos significativamente la proporción de vehículos eléctricos en nuestras ventas totales en los próximos años”, señaló la responsable de Ventas y Marketing de Mercedes-Benz Cars, Britta Seeger.

De este modo, la estrategia actual de Daimler se basa en ofrecer vehículos tradicionales de combustión interna de “alta eficiencia”, híbridos y eléctricos con batería o pila de combustible. Su objetivo es fabricar vehículos que sean “atractivos” para los clientes y a la vez cumplan con los “ambiciosos” objetivos medioambientales exigidos por la ley.

Daimler reduce un 45% las emisiones medias de su flota entre 1997 y 2017, pero las aumentó el año pasado

Daimler ha reducido un 45% las emisiones medias de su flota de vehículos nuevos en las últimas dos décadas (1997-2017), hasta 125 gramos de dióxido de carbono (CO2) por kilómetro, aunque las aumentó el año pasado hasta los 132 gramos de CO2 por kilómetro (134 si se tienen en cuenta los vehículos comerciales registrados como turismos en la categoría M1) por la llegada del WLTP (el 1 de septiembre), que introdujo parámetros “más estrictos”.

Daimler prevé que el promedio de emisiones de CO2 por kilómetro de sus coches nuevos sea “ligeramente” más bajo en 2019 respecto al año pasado y se reduzca “significativamente” en 2020, debido a la llegada de nuevo modelos híbridos enchufables y 100% eléctricos.

“Lograr con los objetivos que marca la Unión Europea para 2020/2021 no es solo una cuestión de posibilidades tecnológicas o de ampliar la cartera de producto (con vehículos electrificados), sino que depende de la decisión de compra real del cliente, las condiciones específicas de cada mercado y de una infraestructura (de recarga) que funcione, entre otras cosas”, señalan desde la multinacional germana.

Además, apuntan que un “desafío” es la legislación sobre emisiones, que es diferente en todo el mundo y conlleva diferentes métodos de prueba. Un ejemplo actual es el WLTP en la Unión Europea (más del 90% de la gama de Mercedes-Benz Cars ya cumple con la normativa Euro 6d TEMP).

Daimler está invirtiendo más de 10.000 millones de euros en la nueva familia de productos EQ y para 2022 toda la gama de Mercedes-Benz Cars estará lista para ser electrificada, por lo que la firma de la estrella prevé que entre un 15% y un 25% de sus ventas totales (entre Mercedes-Benz y Smart) corresponderá a modelos eléctricos para 2025.

Mercedes-Benz planea el lanzamiento de más diez automóviles completamente eléctricos de todos los segmentos y Smart es la primera marca del consorcio alemán que ha iniciado su transformación completa hacia la electrificación.

Smart tan solo comercializa modelos eléctricos en Estados Unidos (EE.UU.), Canadá y Noruega desde 2017, una medida que adoptará también en el mercado europeo a partir de 2020.

Daimler subraya que la “sostenibilidad” es uno de los principios básicos de la estrategia corporativa del grupo. De este modo, considera un “elemento central” el camino hacia la conducción de cero emisiones y la electrificación sistemática de toda la flota de vehículos.

“Nuestro objetivo claro es reducir de manera sostenible las emisiones de cada vehículo de Mercedes-Benz Cars. Una medida concreta es la electrificación gradual de toda la cartera de producto. Continuaremos ofreciendo a nuestros clientes servicios de movilidad atractivos e individuales en el futro y, por lo tanto, aumentaremos significativamente la proporción de vehículos eléctricos en nuestras ventas totales en los próximos años”, señaló la responsable de Ventas y Marketing de Mercedes-Benz Cars, Britta Seeger.

De este modo, la estrategia actual de Daimler se basa en ofrecer vehículos tradicionales de combustión interna de “alta eficiencia”, híbridos y eléctricos con batería o pila de combustible. Su objetivo es fabricar vehículos que sean “atractivos” para los clientes y a la vez cumplan con los “ambiciosos” objetivos medioambientales exigidos por la ley.