El fabricante de material eléctrico Solera dice que el 40% de las ventas tendría que ser para los 5 millones de coches eléctricos en 2030

El fabricante de material eléctrico de media y baja tensión Solera ha asegurado que el 40% de las matriculaciones anuales de automóviles en España tendrá que corresponder a modelos eléctricos para poder alcanzar el parque de cinco millones de vehículos eléctricos en España en 2030 que estima el Gobierno, en el marco del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC).

El borrador del PNIEC, presentado este viernes en el Consejo de Ministros, se enviará a Bruselas y contempla un plan de 1.000 millones de euros (200 millones de euros anuales entre 2021 y 2025) para impulsar la movilidad eléctrica.

El Ejecutivo estima que el número de vehículos eléctricos en el parque automovilístico español se disparará en el horizonte de 2030 hasta los cinco millones de unidades, según el borrador del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, que contempla medidas de apoyo para lograr este objetivo de movilidad sostenible.

El PNIEC forma parte del Marco Estratégico de Energía y Clima para la descarbonización de la economía en 2050 que tiene un especial impacto en la movilidad. La intención del Gobierno es que para ese año el parque no emita directamente CO2, si bien adoptará las medidas pertinentes para que en 2040 solo se vendan vehículos ligeros libres de emisiones.

Una de las vías para conseguir ese objetivo es electrificar el parque, si bien la ley es objetiva tecnológicamente. Así, el informe “La descarbonización de la posventa” elaborado por Solera muestra que la electrificación total en los plazos señalados por la Administración “es más un desiderátum que una realidad”, teniendo en cuenta que de los más de 26 millones de vehículos en circulación apenas el 0,1% son eléctricos.

El documento de Solera resalta que, en una hipótesis en la que el 10% anual de las matriculaciones fuera de eléctricos, se tardarían 172 años en lograr electrificar el parque al completo. En otra más idílica bajo el supuesto que desde este año solo se compraran eléctricos en España, se conseguiría este objetivo para 2036.

El informe realizado por la firma de soluciones de negocio de alto contenido tecnológico para el sector asegurador y de automoción estima que para conseguir ese objetivo, además de las consabidas mejoras técnicas (autonomía) y de infraestructura de carga, el precio de un eléctrico deberá ser “mucho más competitivo”.

Desde Solera aseguran que con un precio que, salvo en contadas excepciones, supera los 25.000 euros por vehículo, solo los hogares con una renta media mensual superior a los 2.500 euros pueden plantearse hoy “electrificar” su movilidad, que son el 19% del total de hogares españoles, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).