Francisco Reynés percibió 4,3 millones de euros en su primer año al frente de Naturgy

El presidente ejecutivo de Naturgy, Francisco Reynés, percibió una remuneración total de 4,305 millones de euros en su primer año al frente de la energética, según consta en el informe anual Sobre remuneraciones del consejo remitido por la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En concreto, Reynés, que asumió el cargo de primer ejecutivo el 6 de febrero del año pasado tras los relevos en la dirección de la antigua Gas Natural Fenosa con la salida como presidente de Isidro Fainé y de Rafael Villaseca como consejero delegado, recibió 3,934 millones de euros en retribución en metálico, un total de 360.000 euros por sistemas de ahorro y otros 11.000 euros por otros conceptos.

En el caso de la retribución por el concepto de sistemas de ahorro por 360.000 euros, no es una cantidad que Reynés perciba en metálico en este ejercicio, sino que son aportaciones que realiza la compañía a un fondo a acumular por el directivo.

Del total de retribución en metálico, por el concepto de retribución variable percibió 2,097 millones de euros, mientras que ganó 1,028 millones de euros como contraprestación fija y por pertenencia a comisiones del consejo. Otros 809.000 euros fueron en concepto de sueldo.

La retribución total del consejo de administración de Naturgy en 2018 ascendió 23,121 millones de euros, con un importante incremento con respecto al ejercicio anterior, debido principalmente a que se incluye la indemnización que se abonó a Rafael Villaseca, consejero delegado de la compañía durante 14 años.

INDEMNIZACIÓN DE VILLASECA DE MÁS DE 14 MILLONES.

Tras su cese en febrero del año pasado, la compañía energética acordó abonar a Rafael Villaseca una indemnización por un importe de 14,248 millones de euros.

En concreto, este importe se componía de 10,68 millones de euros correspondientes a la indemnización de tres anualidades y 3,56 millones de euros por la compensación de una anualidad por pacto de no competencia.

A Villaseca también se le abonó con cargo a 2018 un total de 898.000 euros en concepto de retribución variable correspondiente a los programas de incentivo de los periodos 2016-2018 (589.150 euros) y 2017-2019 (308.665 euros).

NUEVO PLAN DE INCENTIVO PARA DIRECTIVOS

Tras la aprobación del nuevo plan estratégico 2018-2022, a finales del pasado mes de junio, la compañía acordó un nuevo plan de incentivo a largo plazo (IPL) -que será sometido a la junta de accionistas del próximo 5 de marzo- para sus directivos, incluido su presidente ejecutivo, Francisco Reynés, ligado a la rentabilidad de la compañía para los accionistas, es decir, a su evolución en Bolsa, y lo unificó en un solo pago al final del periodo del plan.

Este nuevo plan sustituía el sistema anterior, denominado ‘PREMP’ (Programa de Remuneración de Medio Plazo), dejando así sin efecto los cinco programas anuales previstos para el mismo periodo.

Para hacer frente al plan de incentivos a largo plazo para los primeros 26 directivos de Naturgy, incluido el propio Reynés, la compañía constituyó un vehículo societario separado al que ha dotado de recursos y una estructura de capital adecuada con 200 millones de euros en acciones, tras la adquisición de 8,639 millones de títulos a un precio medio de 23,15 euros, de cuyo excedente al final del periodo resultará su bonus.