Iberdrola dispara sus inversiones en España a 8.000 millones hasta 2022 para liderar la transición energética

Iberdrola disparará sus inversiones en España a 8.000 millones de euros hasta 2022, lo que supone un incremento del 40% con respecto a los más de 5.700 millones de euros del plan anterior, según la actualización de las perspectivas estratégicas 2018-2022 del grupo, presentadas este martes en Londres durante el Capital Markets Day.

De este esfuerzo inversor de la energética presidida por Ignacio Sánchez Galán, más de la mitad -unos 4.200 millones de euros- se destinarán a renovables con el objetivo de liderar la transición energética en el país. No obstante, para ello la compañía pide consolidar un marco normativo a largo plazo que “aporte certidumbre y estabilidad a las inversiones”.

En concreto, la compañía prevé desarrollar en España al menos 10.000 nuevos megavatios (MW) solares y eólicos para 2030, lo que supone casi triplicar su potencia actual en el país con estas dos tecnologías.

Para 2022, además, Iberdrola ya habrá puesto en marcha 3.000 nuevos MW renovables en el país, un 52% más que su capacidad eólica y solar actual. A día de hoy, la compañía ya cuenta con más de 700 MW en construcción, 2.500 MW en desarrollo y una cartera superior a los 7.000 MW.

Galán destacó que con este plan el grupo energético acelera sus inversiones en España y “da un fuerte impulso a la transición hacia una economía baja en carbono”.

ELEVA SUS INVERSIONES GLOBALES A 34.000 MILLONES

Iberdrola también ha elevado el objetivo inversor del grupo a nivel global para el periodo 2018-2022, aumentando en 2.000 millones de euros el importe previsto inicialmente, hasta los 34.000 millones de euros.

La compañía señaló que ha realizado esta revisión al alza “gracias al avance en el cumplimiento de sus objetivos y a las nuevas oportunidades surgidas en los diferentes países – Europa Continental, especialmente en España, Reino Unido, Brasil, Estados Unidos y México- donde desarrolla su actividad”.

Un 86% del total de sus inversiones se destinará a negocios regulados o con contratos a largo plazo. La compañía prevé invertir 16.000 millones de euros en Redes, el 47% del total, y 13.300 millones de euros (39%) en Renovables. Mientras, al negocio de Generación y Clientes se destinará un 11% del total (3.800 millones de euros). Con todo ello, el grupo energético habrá incrementado su capacidad instalada casi un 40% durante la ejecución de sus Perspectivas Estratégicas 2018-2022.

Asimismo, la energética ha mejorado sus objetivos de ganancias y resultado bruto de explotación (Ebitda) a 2022, situando los anteriores ahora en la parte baja del rango. De esta manera, Iberdrola espera obtener un beneficio neto de entre 3.700 y 3.900 millones de euros en 2022, hasta un 30% superior a las ganancias récord de más de 3.000 millones de euros del año pasado, y un Ebitda superior a los 12.000 millones.

En el plan presentado el año pasado, la compañía aspiraba una horquilla de beneficio neto para 2022 entre 3.500 y 3.700 millones de euros y a un Ebitda al final del periodo de entre 11.500 y 12.000 millones de euros.

ELEVA SU PLAN DE ROTACIÓN DE ACTIVOS A 3.500 MILLONES.

Además, la nueva ‘hoja de ruta’ del grupo contempla la mejora continua de los niveles de eficiencia y el impulso al plan de rotación de activos no estratégicos, cuyo valor ascenderá a 3.500 millones de euros en el periodo, elevando así está cifra frente a los 3.000 millones de euros que recogía el plan anterior.

Asimismo, Iberdrola espera cerrar 2022 con un ratio de flujo de caja sobre deuda neta superior al 24%, lo que le permitirá analizar nuevos proyectos de eólica terrestre y marina, transporte y distribución.

INCREMENTO DEL DIVIDENDO EN LÍNEA CON LOS RESULTADOS

En lo que respecta al dividendo, incrementará la retribución al accionista en línea con los resultados, con mínimos anuales crecientes que llegarán a un suelo de 0,40 euros brutos por acción en 2022.

La compañía ya está avanzando actualmente en el desarrollo y construcción de 10.113 nuevos MW, de los que un 65,3% -6.606 MW- corresponde a proyectos renovables. Además, en 2023 mantendrá en curso 5.300 millones de euros en los negocios de Renovables y Generación, principalmente en los desarrollos eólicos marinos de Saint Brieuc (Francia), Vineyard Wind (Estados Unidos) y Baltic Eagle (Alemania) y en el complejo hidroeléctrico del Támega (Portugal).

El grupo indicó que la práctica totalidad de la inversión en Redes -un 98%- está ya asegurada gracias a la existencia de marcos regulatorios definidos en los distintos países. Como resultado, Iberdrola habrá incrementado en un 34% el valor de sus activos regulados para 2022, hasta situarlo en 38.900 millones de euros.

Teniendo en cuenta los tres negocios -Renovables, Generación y comercial y Redes- y la corporación, Iberdrola contará con más de 9.000 millones de euros de capital en curso a finales de 2022, que contribuirán a la generación de resultados más allá de esa fecha.

En el área de Renovables, la compañía contará con 9.900 MW nuevos al cierre de 2022 con respecto al cierre de 2017. Además, alcanzará los 90 gigavatios hora (GWh) de capacidad de almacenamiento en 2022, lo que supone un incremento de 20 GWh respecto a los niveles actuales.

En el negocio eólico marino a nivel global,la compañía cuenta con una cartera total de proyectos ‘offshore’ superior a los 10.000 MW, que se ubicarían en Estados Unidos, Reino Unido, Alemania y Francia.

Actualmente, la compañía ya tiene proyectos adjudicados que se unirían a la capacidad eólica marina ya instalada para alcanzar más de 2.000 MW en 2022 y cerca de 1.000 MW adicionales en los años siguientes.