Los ecologistas consideran que el Paquete de Energía y Clima del gobierno se queda corto en ambición

Las ONG ambientales Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace y WWF han calificado de “poco ambiciosos” los objetivos del Marco Estratégico de Energía y Clima que ha presentado este viernes el Gobierno, aunque en todo caso, celebran que el paquete climático va en la buena dirección y supone un “punto de inflexión” en la lucha contra el cambio climático en España.

La coordinadora estatal de Amigos de la Tierra, Blanca Ruibal, ha destacado en declaraciones a Europa Press que los mecanismos que se definen en la ley son correctos pero los objetivos son “poco ambiciosos”.

“Necesitamos mecanismos mucho más ambiciosos que los de nuestros vecinos, porque vamos a sufrir mucho más las consecuencias y efectos del cambio climático”, ha manifestado.

Ruibal es “consciente”, no obstante, de que este es el “mejor” anteproyecto de ley de cambio climático al que podían aspirar en este contexto. Entre los aspectos que ha desgranado, ve positiva la apuesta porque la electricidad sea de origen renovable, pero critica que los plazos del carbón y las nucleares son “demasiado extensos” y los riesgos que asume España son “muy altos”.

En la misma línea, Ecologistas en Acción celebra que los nuevos objetivos suponen un avance pero advierte de que la planificación del Gobierno está “lejos de la ambición requerida y del impulso necesario” para la transformación necesaria, ya que la descarbonización total “debería” alcanzarse en 2040.

“El tiempo de la inacción se ha pasado. Solo una actuación decidida que consiga reducciones sustanciosas podrá atender las demandas de una transformación planetaria sin precedentes para frenar el cambio climático”, ha comentado el responsable de Clima y Energía de Ecologistas en Acción, Javier Andaluz.

Lejano cierre nuclear y del carbón

A su juicio, el calendario de cierre presentado para el carbón y la nuclear responde más a los intereses de las grandes compañías eléctricas que a los propios compromisos electorales del PSOE.

Ecologistas en Acción cuestiona que “tras meses de promesas, filtraciones y actos” el Consejo de Ministros ha presentado el paquete de cambio climático “días antes” del fin de la legislatura y, aunque los compromisos son superiores a los plantados por el anterior gobierno del PP, “están muy lejos de reducciones anuales superiores al 7 por ciento anual hasta 2030”.

Para la ONG es “inadmisible” la postura del PSOE porque muestra como “una vez más” las cuentas de balances de resultados de las grandes eléctricas priman sobre el bien común” y acusa al Gobierno de una “falta de valentía patente” por la ausencia de una fecha definitiva para el cierre de las centrales de carbón.

Por su parte, Greenpeace respalda el marco estratégico de Energía y Clima porque “va en la dirección correcta” pero pide más ambición y critica que el proceso electoral paralice la necesidad de acelerar la transición energética. “Es la primera vez que España se plantea oficialmente un horizonte de cierre de sus centrales de carbón y nucleares”, celebra la ONG en un comunicado en el que reclama objetivos más ambiciosos.

Igualmente lamenta que el calendario de cierre nuclear se alargue “innecesariamente” una década más porque esto penaliza “gravemente” a la sociedad.

El director ejecutivo de Greenpeace, Mario Rodríguez, ha señalado que el paquete de energía y clima es “una urgencia histórica por encima de cualquier batalla política”.

“Que España se proponga alcanzar un sistema eléctrico 100% renovable es un triunfo de quienes en un principio demostramos que esto es posible y necesario, aunque necesitamos que se haga extensible a toda la energía, no solo la electricidad”, ha manifestado Rodríguez que confía en que una vez se apruebe este paquete, España dejará de ser el “único” país de Europa sin fecha de abandono del carbón.

Sin embargo, también cree que no se debe retrasar el cierre de las centrales de carbón y las nucleares más allá de 2025 y que el sistema energético debería alcanzar la neutralidad de carbono en 2040. En todo caso, la ONG ve “imprescindible” este conjunto de medidas para que España se reenganche a la lucha mundial contra el cambio climático y “aproveche sus oportunidades”.

Buen rumbo

Por su parte, el secretario general de WWF, Juan Carlos del Olmo, ve en la presentación del marco estratégico un “punto de inflexión de verdad” para el modelo económico de España. En declaraciones a Europa Press destaca que implica una “revolución” para todos los sectores económicos con un “cambio de rumbo” que lleva a España a ponerse “en el grupo de cabeza” de la lucha europea y mundial contra el cambio climático.

“El barco de verdad empieza a girar en la dirección correcta después de mucho tiempo”, confía Del Olmo que recuerda que hace aproximadamente una década la ONG Greenpeace lanzó una propuesta en la que veía posible un sistema energético cien por cien renovable en 2050. “Parecía entonces impensable y hoy está aquí e incluso se podría superar esta ambición”, comenta.

Para el responsable de WWF, en este momento en el que España entra en un “torbellino electoral”, es “imprescindible” que el cambio climático se respete como una política de Estado a largo plazo y que no sirva de arma electoral arrojadiza sino de motivo de consenso. “Ningún partido debería hacer de esto una lucha partidista porque la lucha contra el cambio climático puede ser una catapulta para el futuro de España. Es una ‘superoportunidad’ especialmente para las zonas más despobladas”, comenta.

Finalmente, aunque le gustaría que los textos tuvieran más ambición, un cierre más temprano del carbón y las nucleares, entre otras cosas, valora que el hecho de poner todo ello sobre la mesa es un “salto cualitativo para una nueva era”.

“España poner a rodar la lucha contra el cambio climático con un papel de liderazgo en tanto en la UE como a nivel global. Hay muchos detalles que nos gustarían de otra manera, pero este paquete supone pasar de un país anclado en las energías sucias a un país poderoso que se propone ser cien por cien limpio en 2050. Es muy ilusionante”, concluye.