Naturgy registra un deterioro de 538 millones en 2018 por su participación en Unión Fenosa Gas

Naturgy registró un deterioro de valor de 538 millones de euros en 2018 asociado a su participación del 50% en Unión Fenosa Gas, la sociedad conjunta que mantiene con la italiana ENI y que arrastra desde 2014 un conflicto con el Gobierno de Egipto por los problemas con la planta egipcia de Damietta.

Según consta en la auditoría anual de la compañía, el deterioro acumulado por el grupo por la ‘joint venture’ con ENI asciende así a 1.166 millones de euros.

Desde 2014, Egyptian Natural Gas Holding (EGAS), empresa pública egipcia, dejó de suministrar gas a Unión Fenosa Gas, así como de pagar el canon de uso de la planta de licuefacción de Damietta, lo que llevó a la compañía conjunta entre Naturgy y ENI a acudir a los tribunales de arbitraje (Madrid, El Cairo y Ciadi).

El pasado mes de agosto, el Ciadi dictó un laudo favorable a Unión Fenosa Gas y condenó a Egipto al pago de 2.013 millones de dólares (unos 1.754 millones de euros), quedando pendiente de resolución el arbitraje con sede en Madrid. Además, el pasado mes de diciembre la compañía obtuvo la homologación del laudo en el Reino Unido y espera obtener la homologación en Estados Unidos.

No obstante, a finales de 2018 la República Árabe de Egipto presentó ante el Ciadi un recurso contra el laudo y solicitó su suspensión mientras dura la tramitación, habiéndose suspendido provisionalmente.

En su informe, Naturgy indica que incluye en su análisis del deterioro por la participación en Unión Fenosa Gas cómo afecta la situación en Egipto a aspectos como los volúmenes de gas a suministrar por cada fuente de aprovisionamiento, los costes de los aprovisionamientos de gas, o el precio de venta del gas natural.

Aún así, la compañía presidida por Francisco Reynés confía en que la resolución de los procesos de arbitraje permitirán alcanzar un acuerdo comercial con Egipto que permita el restablecimiento del suministro de gas a la planta en el menor plazo posible.

Al pasado 31 de diciembre, el importe recuperable calculado como valor en uso de Unión Fenosa Gas, que equivale a su valor en libros, era de 340 millones de euros, indica la energética.

Naturgy, que a finales del pasado mes de junio aprobo su nuevo plan estratégico para 2018-2022, anunció una revisión del valor de sus activos llevada a cabo como consecuencia de la actualización de las principales hipótesis y proyecciones de los negocios, lo que motivó un deterioro contable de 4.851 millones de euros, principalmente por los activos de generación convencional en España, que impactó significativamente y de forma extraordinaria en la cuenta de pérdidas y ganancias consolidada del ejercicio 2018.

Rebaja la valoración de Electricaribe a 253 millones

Por otra parte, en otro de los conflictos abiertos por Naturgy, el grupo ha rebajado la valoración de su participación en Electricaribe, filial colombiana intervenida por el Gobierno del país desde noviembre de 2016 y declarada en liquidación, a 253 millones de euros, desde los 416 millones de euros de cierre de 2017.

La compañía indica que, “ante la dificultad para realizar una valoración del valor razonable consecuencia de la situación específica de este activo, se encuentra valorada en base a la última información de estados financieros auditados disponible, que refleja un valor patrimonial atribuido por el 85,4% de la participación de 253 millones
de euros, registrando una disminución del valor razonable de dicha participación por importe de 163 millones de euros”.

En marzo de 2017, Naturgy inició un procedimiento arbitral ante el Tribunal de la Comisión de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional (Cnudmi) y el 15 de junio de 2018 formalizó la demanda en que reclamaba aproximadamente 1.600 millones de dólares (unos 1.395 millones de euros).

El pasado mes de diciembre, Colombia presentó la contestación a la demanda y formuló una reconvención por aproximadamente 500 millones de dólares, aunque Naturgy estima que su viabilidad es “remota”.