El Gobierno aprobará este viernes 91 millones para compensar los costes de CO2 de la industria electrointensiva

El Consejo de Ministros autorizará este viernes la convocatoria de concesión de las subvenciones dispuestas en el Real Decreto 1055/2014, por el que se crea un mecanismo de compensación de costes de emisiones indirectas de gases de efecto invernadero, correspondientes a los costes incurridos en el año 2018, según informaron en fuentes del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo

En concreto, la cuantía máxima de las ayudas que podrán otorgarse en virtud de la convocatoria -mediante el procedimiento ordinario de concesión en régimen de concurrencia competitiva- será de 91 millones de euros, imputables a los costes de emisiones indirectas incurridos en el año 2018. Según fuentes de Industria, esta cifra es un 16,5% mayor que la de la última convocatoria.

El aumento en las compensaciones por los costes indirectos por las emisiones de CO2 es una de las peticiones de la gran industria para conseguir una mayor estabilidad.

Con esta medida, el Gobierno pretende responder a la demanda de la industria electrointensiva con una iniciativa que beneficia especialmente a este tipo de consumidores, ya que su objetivo es paliar la pérdida de competitividad de empresas radicadas en España que operan en mercados internacionales y no pueden repercutir esos costes en el precio de venta de sus productos.

Este instrumento está incluido en el borrador del Estatuto del Consumidor Electrointensivo, que tiene como finalidades proporcionar un marco de estabilidad y potenciar el crecimiento económico y la competitividad de la industria, manteniendo y generando empleo de calidad.

Los beneficiarios de la ayuda deberán cumplir con las obligaciones recogidas en el artículo 5 del Real Decreto-ley 20/2018, de 7 de diciembre, de medidas urgentes para el impulso de la competitividad económica en el sector de la industria y el comercio en España y asociadas al mantenimiento de la actividad industrial.

La actividad productiva durante 2018, objeto de esta convocatoria debe de ser justificada y verificada por un verificador acreditado. La intensidad de la ayuda no podrá superar el 80% de los costes subvencionables incurridos en 2018.