La energía solar le ganará terreno a la eólica en EEUU por precio  

Los analistas de energía dicen que la disminución de los costes de la energía solar, el ritmo de crecimiento sin precedentes y la entrada en nuevos mercados, además de la capacidad de la energía solar para complementar la producción eólica, harán que la tecnología solar le gane mercado a la eólica en su propio terreno.

La energía solar está a punto de crecer más que cualquier otra fuente de generación en EEUU. En 2020, según la Administración de Información de Energía de EEUU (EIA), la eólica le seguirá de cerca, de hecho cree que todavía mantendrá el mayor crecimiento en 2019 y el segundo en 2020, pero los precios de la energía solar están bajando lo suficiente como para que el recurso sea comparable e incluso más barato que el eólico en algunos mercados en los que hasta ahora predominaba la energía eólica. El declive del Crédito Fiscal a la Producción (PTC) federal para la eólica, que comenzará a reducirse gradualmente en 2021, solo aumentará esa ventaja.

“La tendencia se sentirá primero en mercados eólicos altamente saturados como el oeste de Texas y en áreas donde los picos de precios al por mayor coinciden con la producción solar máxima”, dijo a GTM Anthony Logan, un analista de eólica de Wood Mackenzie Power & Renewables..

En Iowa, que la Asociación Estadounidense de Energía Eólica (AWEA, por sus siglas en inglés) sitúa como el segundo mercado eólico en la nación por capacidad instalada, los proyectos solares de 150 megavatios mejorarán en precio a la eólica en 2023, con un coste de 25,36 dólares por megavatio- hora (MWh) frente a uno de 25,46 $ / MWh para la eólica. En Texas, el cambio no se producirá hasta 2024, que es para cuando WoodMac proyecta un precio de 21,13 $ /MWh para la energía solar a gran escala y de 24,15 $ para la energía eólica.

En general, Estados Unidos agregará entre 11 y 12 gigavatios de eólica terrestre entre 2019 y 2022, pero esas instalaciones caerán entre 4,4 y 7,4 gigavatios entre 2021 y 2023. Mientras tanto, la energía solar alcanzará o superará los 14 gigavatios hasta 2023, según las previsiones de WoodMac.

Los desarrolladores están tomando nota de la tendencia. Sean Gallagher, vicepresidente de asuntos estatales de la Asociación de Industrias de Energía Solar (SEIA), afirma que ese cambio ya se está produciendo y que muchos miembros de la asociación están en condiciones de decir  que su parque operativo es mayoritariamente eólico, pero que su cartera de proyectos por realizar es mayoritariamente solare cambio.

A finales del mes pasado, la Comisión de Servicios Públicos de Dakota del Norte aprobó el primer proyecto de energía solar comercial del estado. Con 200 megavatios, es más de 400 veces más grande que toda la capacidad instalada actual del estado (0,47 megavatios según SEIA). AWEA sitúa a Dakota del Norte en el décimo puesto de EEUU por su capacidad eólica instalada.

El desarrollador de proyectos renovables Geronimo Energy, con sede en Minnesota, comenzó como un desarrollador eólico y ahora tiene más de 250 megavatios de energía solar en funcionamiento. “La tecnología solar ha avanzado significativamente en los últimos años, lo que ha reducido los costos”, dijo Betsy Engelking, vicepresidenta de política y estrategia de la compañía a GTM. “Esto ha hecho que los proyectos de energía solar sean cada vez más competitivos no solo con la generación eléctrica tradicional, sino también en algunas áreas … con viento”.

Geronimo comenzó a desarrollar energía solar en 2013, nueve años después de su fundación. Dice que su cartera actual de 7 gigavatios se distribuye en los EE. UU. Y la capacidad se compone de manera bastante uniforme con los proyectos de energía eólica y solar. National Grid adquirió el desarrollador en marzo.

En noviembre, la empresa de energía eólica marina Ørsted anunció que proporcionaría a ExxonMobil 500 megavatios de energía solar y eólica. La compañía europea de energía renovable también adquirió el desarrollador de energía eólica terrestre con sede en Chicago, Lincoln Clean Energy, el verano pasado. Y en 2017, la compañía estableció una oficina de desarrollo de almacenamiento de energía solar y baterías en Texas.

Aunque Ørsted dijo que la eólica sigue siendo su negocio principal, reconoce un papel creciente para la energía solar. “Mientras que la energía eólica seguirá siendo nuestra actividad principal, la energía solar se convertirá en una parte más importante de nuestras operaciones en tierra en el futuro”, dijo el portavoz Ulrik Frøhlke en un correo electrónico.