Las eléctricas abren una batalla judicial con el Gobierno por el futuro de los ciclos combinados

Las eléctricas con centrales de ciclo combinado han decidido abrir un frente judicial contra el Gobierno por el futuro de este tipo de plantas eléctricas. El motivo no es otro que la eliminación por parte del Ejecutivo de Pedro Sánchez de los pagos por disponibilidad que percibían estos activos por dar respaldo al sistema eléctrico español.

La batalla judicial se llevará a cabo en el Supremo ya que varias eléctricas han interpuesto ya un recurso o lo van a hacer próximamente contra la Orden de peajes eléctricos de 2019 que conlleva la eliminación de esta subvención.

Las eléctricas que son seguras que han recurrido la norma son Iberdrola y Engie, según ha podido saber El Periódico de la Energía. Además, Naturgy está estudiando la posibilidad de hacerlo y probablemente lo lleve a cabo en los próximos días. En el caso de Endesa, la eléctrica también ha recurrido la orden, pero no por dicha eliminación de estos pagos, sino por otros motivos.

Este martes, el presidente ejecutivo de Naturgy, Francisco Reynés, ha sido claro y rotundo al respecto. Ha pedido al Gobierno, ya sea el actual o al próximo que salga de las elecciones generales del 28A, que aumente la retribución para las centrales de ciclo combinado, los denominados pagos por capacidad.

“Una adecuada retribución es buena para el funcionamiento del sistema eléctrico”, ha dicho Reynés.

Naturgy pide al Gobierno mayores pagos por capacidad para los ciclos combinados

Y es que Naturgy es el principal afectado al poseer unos 7.000 MW de potencia en ciclos combinados en España, el 26% del total de la capacidad de estas centrales en España que ronda los 27 GW.

Según los cálculos, la cifra que se ahorra el sistema eléctrico con esta medida es de unos 170 millones de euros, por lo que Naturgy se vería afectada en unos 44 millones aproximadamente.

La segunda más afectada sería Iberdrola que posee 5.695 MW en sus ciclos combinados y su agujero económico rondaría los 35 millones de euros.

En el caso de Engie la cuantía es menor ya que solo posee el ciclo combinado de Castelnou y el de Cartagena.

Nueva directiva

La Comisión Europea está revisando los pagos por capacidad del sector eléctrico a nivel europeo. Entre ellos están los pagos por la inversión, por la disponibilidad y la interrumpibilidad para los grandes consumidores eléctricos.

Esta revisión quiere poner luz y taquígrafos a este tipo de ayudas que han percibido las compañías, y sobre todo pretende establecer unos nuevos parámetros.

Pero eso no significa que se deban o puedan eliminar estas ayudas. La eliminación de los pagos por disponibilidad deja en un estado crítico el futuro de las centrales de gas. Ya lo dijeron Engie, Alpiq y Shell (La asociación APRIE) en un encuentro informativo al conocerse el borrador de la orden de peajes.

Lío a la vista con los ciclos combinados: Engie, Shell y Alpiq advierten al Gobierno de que si suprime el servicio de disponibilidad las plantas irán a pique

“Si se quiere que el gas natural sea esa energía que va a ayudar en la transición, el suprimir este servicio de disponibilidad es abocar a que los ciclos combinados den un salto al vacío”, dijo Alfonso Pascual, presidente de APRIE.

Y es que el Gobierno tiene planeado que los ciclos combinados sean el respaldo a la intermitencia de las renovables. Así, según el PNIEC, el Gobierno mantendría los 27 GW de capacidad actual de ciclos combinados para 2030.

Es por ello, que las compañías no entienden que se quiera una cosa pero sin pagar por dar ese servicio al sistema. El lío judicial está servido. La sostenibilidad financiera de muchos ciclos combinados está en juego, y sin carbón ni nucleares como pretende el Gobierno, el gas hará falta sí o sí.