Supercharger V3: la nueva generación de carga ultrarrápida de Tesla ofrece 25 kilómetros de autonomía por cada minuto de carga

Tal y como anunció Elon Musk a través de Twitter, Tesla ha puesto en marcha el primero de los Supercargadores que inaugura la nueva generación de carga ultrarrápida para sus coches eléctricos. Los llamados Supercharger V3 ofrecerán una potencia de carga máxima de 250 kW y mayor eficiencia, por ahora, solamente para el Tesla Model 3, que podrá utilizarla tras una actualización del software. El Model S y el Model X la recibirán más adelante, aunque se desconoce qué potencia de carga podrán alcanzar.

La prometida evolución de los Supercargadores de Tesla es ya una realidad. El primero de los puntos de recarga se ha instalado en Fremont. Se trata, por ahora, de una estación en fase de pruebas. Los supercargadores definitivos comenzarán a implementarse a partir del segundo trimestre de este año en función de los datos obtenidos en la revisión y evaluación del resultado de las recargas en estas primeras estaciones.

La potencia máxima que pueden ofrecer es de 250 kW a través de un solo cable, lo que significa que, al contrario de lo que ocurre en los Supercargadores actuales, la potencia no se comparte entre dos coches en el caso de que utilicen el mismo punto de carga.

El incremento de la potencia desde los 140 kW actuales, de los que tan solo 120 kW son aprovechados por ahora, hasta los 250 kW se logra gracias a la implementación de un nuevo cable refrigerado por líquido. Según la compañía, el cable es significativamente más liviano, más flexible y más eficiente que el cable actual que se enfría por aire y que se encuentra en los Superchargers V2.

El aspecto físico del Supercargador no varía respecto a los anteriores, por lo que no se reconoce a simple vista. La diferencia fundamental está en el cable de carga, que es mucho más grueso que el anterior. Las otras diferencias están situadas en los equipos situados en la parte trasera de la estación, ahora de mayor tamaño y con una potencia de 1 MW, necesaria para poder ofrecer los 250 kW a cada punto de carga.

La nueva generación de Supercargadores, a diferencia de los cargadores integrados montados de dos en dos, emplea la tecnología desarrollada por Tesla para su sistema de almacenamiento de energía que no comparte la potencia para alimentar dos coches eléctricos a la vez.

Velocidad de carga

Según Tesla, en los vehículos más eficientes, como el Model 3 Long Range, el nuevo Supercargador puede añadir hasta 120 kilómetros en 5 minutos (25 kilómetros por minuto), lo que supondría, hasta 1.600 kilómetros por hora de carga.

Para que esta potencia de carga pueda llegar a los coches, Tesla lanzará una nueva función accesible mediante el software del coche llamada “On-Route Battery Warmup”. Cuando a través del sistema de navegación el coche detecta que se dirige a una estación de Supercarga, se inicia el proceso de calentamiento de la batería que garantiza que llegará a la temperatura óptima para la recarga. La nueva función debería reducir los tiempos de carga promedio ”en un 25%”, según el fabricante.

Todos los Tesla Model 3 producidos hasta ahora admitirán la nueva potencia de carga tras una actualización del software del sistema que, en Estados Unidos, se irá lanzando a lo largo del segundo trimestre de 2019, a medida que las estaciones con Supercargadores V3 vayan implementándose.

En cuanto al Model S y el Model X, Tesla ha anunciado que “aumentará la velocidad de carga mediante actualizaciones de software en los próximos meses”, aunque no ha especificado a que potencia máxima serán capaces de recargar. Sí se ha anunciado la actualización de los actuales Supercargadores para alcanzar los 145 kW, siempre y cuando no se comparta la potencia con otro vehículo. Es posible que la arquitectura eléctrica de estos dos modelos no admita alcanzar los 250 kW de potencia.

Con estos nuevos Supercargadores, el tiempo de recarga de los coches eléctricos de tesla disminuirá considerablemente, hasta un 50%, según el fabricante. Gracias a esta reducción de tiempo y a la mayor eficiencia de los cables, Tesla logrará un ahorro significativo en el coste energético de la red de Supercargadores.