ABB asegura que la venta de la división Power Grids a Hitachi no afectará al empleo en España

ABB ha transmitido a UGT FICA que la venta de la división Power Grids a Hitachi no afectará al empleo en España, por lo que no habrá ningún ajuste de plantilla, según ha informado el sindicato tras reunirse con la dirección de la multinacional para abordar la situación de los centros productivos de Córdoba y Zaragoza.

En concreto, una delegación de la Federación de Industria, Construcción y Agro (FICA) de UGT mantuvo ayer una reunión con el consejero delegado de ABB en España, Marc Gómez, y con el director de Recursos Humanos, Antonio Freije.

Durante la reunión, la dirección de ABB informó del estado actual del proceso de venta de Power Grids a Hitachi, que afectará, según datos de la propia compañía, a aproximadamente 773 trabajadores, a quienes habría que sumar a aquellos trabajadores que dedican un porcentaje de su trabajo a la misma actividad de Power Grids.

Este colectivo sumaría, como máximo, un 10% adicional a los 773 afectados. En todo caso, la adhesión de este colectivo de trabajadores se hará de forma voluntaria y se llevará a cabo mediante un proceso de selección.

Según ha informado el sindicato, la fórmula prevista para realizar el proceso de desinversión tendrá una primera fase en la que se creará una nueva empresa, previsiblemente en el mes de noviembre, con capital totalmente de ABB, a la que transferirán tanto los activos como la plantilla afectada.

Este proceso se llevará a cabo de acuerdo con al Estatuto de los Trabajadores, con lo cual se garantizará el mantenimiento de todas las condiciones laborales actuales de la plantilla a la nueva empresa.

Esta nueva empresa se mantendrá operativa hasta el mes de junio de 2020, momento en el que se procederá a su venta a Hitachi. Durante los tres años siguientes, ABB permanecerá en el accionariado de la empresa con el 19,1% de las acciones e Hitachi con el 80,9% restante.

Situación de Zaragoza y Córdoba

Durante la reunión, el secretario general de UGT FICA, Pedro Hojas, mostró su preocupación por la posible afectación del proceso de desinversión de Power Grids al empleo que la compañía mantiene en España, ante lo que que la dirección de ABB afirmó, según el sindicato, que la venta de esta división no lleva aparejado en sí mismo ningún ajuste de plantilla.

Además, se analizó la situación de los centros productivos de ABB en Zaragoza y en Córdoba, que vienen registrando dos años de pérdidas. Sobre el de Zaragoza, la dirección de ABB aseguró que su evolución es positiva, aunque se están negociando con los comités de empresa de ambos centros tanto medidas de flexibilidad como medidas de salidas no traumáticas, en línea de lo pactado en el último ERE, según ha explicado el sindicato.

Por último, Hojas mostró su inquietud ante el estancamiento en que se encuentran las negociaciones del nuevo Plan de Igualdad (el anterior caducó en 2015) y, tras debatir sobre la situación actual, ambas partes adquirieron el compromiso de dar un nuevo impulso a las negociaciones con el objeto de poner en marcha un nuevo plan “a la mayor brevedad”.