La alemana RWE anuncia que no construirá más centrales térmicas de carbón

La empresa eléctrica alemana RWE cancelará sus futuras inversiones en centrales eléctricas de carbón, incluida una gran central eléctrica de Niederaussem, cerca de Colonia, para centrarse en las energías renovables.

La compañía está planificando una importante reorganización para finales de este año, en virtud de la cual RWE tomará más de 10.000 MW de activos de energía renovable de la subsidiaria Innogy, lo que la convierte en la compañía número cinco en energías renovables del mundo.

“En el futuro, RWE se centrará en la generación de electricidad a partir de fuentes de energías renovables. En consecuencia, la compañía ya no invertirá en nuevas centrales eléctricas de carbón“, dijo la eléctrica en un comunicado.

RWE originalmente había comenzado en 2012 a planificar  la central eléctrica de lignito BoAplus de 1.200 megavatios (MW) en Niederaussem para reemplazar otras unidades de generación térmica más antiguas.

Pero el proyecto languideció cuando el mercado mayorista de energía se desplomó entre 2012 y 2016 a raíz de la crisis financiera y debido al exceso de capacidad, lo que llevó a una importante reorganización en la industria.

Los analistas dicen que los objetivos climáticos globales y la lucha contra las emisiones de carbono de la quema de carbón ahora hacen que los proyectos como Niederaussem no sean realistas.

El director financiero de RWE, Markus Krebber, dijo la semana pasada a Reuters que la compañía gastaría miles de millones de euros en los próximos años en energía verde, junto con tecnologías de almacenamiento y energía a gas.

Pero RWE también dijo que el carbón seguirá siendo parte de sus sistemas de energía durante un período de transición. La compañía aún opera 10.300 MW de lignito y 6.500 MW de capacidad de carbón duro o antracita.

Actualmente, alrededor del 40% de la energía de Alemania proviene de fuentes renovables. RWE dijo que, como resultado, se necesitaban plantas de carbón para proporcionar una capacidad de respaldo estable, aunque su participación en el mix de electricidad disminuirá poco a poco.

Fuente: Reuters