La energía solar tendrá un papel decisivo en la UE en la próxima década

Los hitos legislativos de los últimos años de la Comisión Europea que preside Jean-Claude Juncker ayudarán a la energía solar de la UE a desempeñar un papel decisivo en la próxima década, dijo un alto funcionario semanas antes de que el bloque celebre nuevas elecciones.

Según cuenta el portal PV Tech, Paula Abreu Marques, quien encabeza la unidad de energías renovables en la Comisión, habló en la cumbre europea de la energía solar a gran escala la semana pasada para detallar cómo la energía solar será apoyada a largo plazo por las leyes aprobadas por el gabinete de Jean-Claude Juncker.

“Después de 2020, creemos que la situación se moverá. “Se espera que la energía solar fotovoltaica se convierta en una tecnología de uso general en el centro de nuestra transición energética”, dijo Abreu. “El mercado tendrá que duplicarse en comparación con el de hoy para alcanzar el objetivo de 2030, y duplicarse nuevamente en los años posteriores para alcanzar el objetivo de 2050”.

Como señaló Abreu, todos los estados miembros contribuirán al objetivo de renovables en toda la UE del 32% para 2030, pero no se enfrentarán, a diferencia del objetivo del 20% de 2020, objetivos nacionales predeterminados y vinculantes. En cambio, los países están proponiendo sus propios objetivos en los planes que la Comisión debe revisar ahora; España , Portugal  y otros prevén un impulso de varios gigavatios a la capacidad fotovoltaica instalada.

Según Abreu, la ampliación será respaldada por las diversas leyes, la directiva emblemática sobre energías renovables, un reglamento sobre la gobernanza de la energía, entre muchos otros , en el Paquete de Energía Limpia, propuesto por primera vez en 2016 y aprobado por los eurodiputados la semana pasada.

La legislación, dijo Abreu, prohíbe con excepciones los “cambios bruscos” en los esquemas de apoyo vistos en el pasado, y añadió que obliga a los países a especificar cuándo y cómo se licitarán, eliminar las barreras reglamentarias para los PPA y establecer un único punto de contacto administrativo para los desarrolladores de proyectos.

Si las redes de la UE se pueden expandir lo suficientemente rápido para absorber un auge renovable fue una preocupación común en el evento. Consultado sobre si los esfuerzos actuales van lo suficientemente lejos, Abreu señaló la inversión prevista en los diversos programas de financiación de la UE, como el CEF , entre otros, y los países notificados deberán cuantificar la financiación de la red nacional en sus planes renovables; la Comisión proporcionará sus propios comentarios en junio, dejando a los países hasta diciembre para revisarlos en consecuencia.

El discurso de Abreu se produce seis meses después de que la Comisión sacudiera a la industria solar con la eliminación de los aranceles de importación de los paneles chinos, que supuso un gran revés para los fabricantes de energía solar del bloque.

Abreu dijo que la legislación existente y los mecanismos de financiación crearán las condiciones para las inversiones y ayudarán a que la fabricación de energía solar vuelva a Europa nuevamente. “Este es nuestro objetivo”, señaló.

En las últimas semanas, SolarPower Europe ha instado a la Comisión a legislar para un aumento de la energía solar; un impulso de la oferta que haría que la energía solar proporcionara el 20% de la demanda de energía del bloque para 2030, creando en el proceso 30 millones de techos solares y llevando el personal de la UE a 300.000 empleos.

El comisario de energía y clima, Miguel Arias Cañete, recibió formalmente estas demandas en el Foro de Energía Limpia Industrial el 18 de marzo, pero esta será una decisión para su sucesor. El mandato del actual gabinete de la Comisión está llegando a su fin, ya que el bloque se prepara para las elecciones de la UE en mayo de este año.