La reforma de la generación distribuida de Brasil respetará a los usuarios existentes

Los acuerdos de generación distribuida de decenas de miles de brasileños serán respetados por una reforma que verá la luz a finales de este año, según ha confirmado el regulador del mercado eléctrico, ANEEL.

Las nuevas reglas programadas para su publicación en el segundo semestre de 2019 solo se aplicarán a las nuevas conexiones en Brasil, dijo Daniel Vieira, asesor del directorio de ANEEL, en una reunión organizada recientemente por la asociación PV ABSOLAR. La medida -añadió- ayudará a preservar la “seguridad jurídica y los contratos de los pioneros que creen en esta tecnología”.

Es probable que la decisión provoque un respiro para los casi 75.000 consumidores que, ABSOLAR ha estimado que habría a principios de febrero de 2019, y que se conectaron a un sistema de generación distribuida e inyectaron el excedente a la red desde 2012, cuando ANEEL estableció las reglas por primera vez.

La cifra no es “ni siquiera una gota en el océano” de los 84 millones de consumidores “cautivos” de Brasil atendidos por los principales distribuidores, considera ABSOLAR. “El hecho es que estamos muy retrasados respecto al resto del mundo”, comentó el organismo comercial a principios de febrero.

El regulador ANEEL ha trabajado en los últimos meses para impulsar un debate sobre la revisión de la generación distribuida. En audiencias públicas y otros eventos, la agencia destacó su apoyo a la innovación, que se considera “inexorable” y “empoderamiento para los consumidores”, pero también defendió la necesidad de una reforma.

“Los estudios indican que mantener las reglas actuales de manera indefinida puede generar altos costos para los demás usuarios de la red, que no instalaron su propia generación”, ha argumentado ANEEL.

El proceso de debate ha ido acompañado por esfuerzos encontrados de presión por parte de los sectores fotovoltaicos y de los principales distribuidores. A principios de este año, ABSOLAR criticó a estos últimos por resistir una “nueva realidad” de generación distribuida y “excluir intencionalmente” sus beneficios económicos, ambientales y sociales.

El debate sobre la generación distribuida llega en un momento propicio para el ecosistema fotovoltaico más amplio de Brasil. La industria recientemente rompió la marca de capacidad instalada de 2GW , dos veces el volumen registrado un año antes, y se está preparando para las próximas subastas, comenzando con una licitación el próximo 27 de junio.