Chernobyl cierra su sarcófago y pasa la prueba de seguridad: se acabaron las emisiones de material radiactivo 33 años después

El nuevo sistema de confinamiento en la central nuclear de Chernobyl en Ucrania ha completado con éxito su prueba final de puesta en servicio.

Justo unos días antes del 33 aniversario del accidente nuclear el pasado 26 de abril, estuvo el sarcófago a prueba durante 72 horas y superó la prueba con éxito por lo que se da por finalizada la nueva estructura de seguridad que protege el reactor 4 que fue destruido en el accidente.

El nuevo sistema protegerá el medio ambiente de nuevas emisiones de material radioactivo y permitirá la deconstrucción segura y a largo plazo del antiguo refugio y del reactor destruido, así como la eliminación del inventario radioactivo.

Se construyó un enorme sarcófago junto al reactor y se colocó sobre su parte superior durante una década. Un proyecto que ha tenido un coste de 2.100 millones de euros.

Los fondos para el proyecto fueron proporcionados por el Fondo de Protección de Chernóbil del Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo.

El director de seguridad nuclear del BERD, Balthasar Lindauer, dijo: “Este es un éxito tremendo y el resultado de la cooperación sobresaliente de todas las partes involucradas. Agradecemos a nuestros donantes por su compromiso y a nuestros socios por la finalización de este proyecto único”.

El nuevo confinamiento es parte del plan de implementación del refugio para transformar Chernobyl en un entorno seguro y respetuoso con el medio ambiente.

La pasada semana se celebró el aniversario de este accidente nuclear. Este diario publicó un interesantísimo artículo sobre lo que ocurrió y por qué es casi imposible que se produzca otro accidente de estas características. Todo explicado por el genial Operador Nuclear.

Chernobyl no es un argumento válido contra la energía nuclear

Fuente: New Civil Engineer