Cofrentes, un ejemplo en seguridad: lleva 10 años sin paradas automáticas del reactor

La central nuclear de Cofrentes ha alcanzado un periodo de 10 años sin paradas automáticas del reactor (Scram), un hito que refleja la
excelente seguridad y fiabilidad de la planta.

Así lo ha reconocido la compañía General Electric Hitachi, tecnólogo de la central nuclear de Cofrentes, quien a través del director de servicios nucleares John Mckleer y en nombre del presidente y CEO del área de energía nuclear, Jay Wideman, ha entregado al director de Generación Nuclear de Iberdrola, Francisco López, y a la dirección de la central nuclear de Cofrentes, encabezada por Tomás Lozano y Javier Sala, una de las más exclusivas distinciones que esta empresa otorga a las centrales nucleares de su tecnología GE-BWR.

General Electric Hitachi es la multinacional americana líder en reactores de tecnología BWR -agua en ebullición como la central de Cofrentes-, y le ha concedido esta distinción a la central por haber conseguido óptimos resultados en su gestión y funcionamiento.

Actualmente funcionan en el mundo 450 reactores nucleares, de los que sólo 40 han logrado operar una década sin paradas automáticas.

Existen 73 reactores de agua en ebullición y ocho BWR/6 ubicados en Estados Unidos, Taiwan, Suiza y España. El modelo BWR/6 como el de C.N. Cofrentes, es el más avanzado de la tecnología BWR, antes de la aparición de los reactores avanzados (GE-ABWR).

Tomás Lozano, director de la central nuclear de Cofrentes, ha resaltado que de estos ocho reactores BWR/6, “solamente Cofrentes ha cubierto un periodo de 10 años (entre 2009 y 2019) sin paradas automáticas del reactor (Scram), un reto que en 2009 parecía muy lejano y que ha sido posible muy especialmente gracias a la profesionalidad y calidad del equipo humano responsable de la operación de la planta, a la excelente gestión de los recursos y procesos desarrollada en la central y a las significativas inversiones realizadas por parte de Iberdrola Generación Nuclear”.

“Alcanzar este hito supone una motivación adicional para seguir mejorando la seguridad y fiabilidad de la instalación y continuar aportando energía eléctrica a la red de manera segura, firme y respetuosa con el medio ambiente”, ha resaltado Lozano.

En 2018 la planta de Cofrentes generó 9.150 millones de kWh, más del 3% de la electricidad producida a nivel nacional, y cubrió más de la tercera parte de la demanda eléctrica en la Comunitat Valenciana, evitando la emisión a la atmósfera de más de 6 millones de toneladas de CO2.