Irak saca a subasta en primera ronda 755 MW de energía solar

El Ministerio de Electricidad iraquí ha lanzado una licitación en primera ronda de 755 MW de capacidad fotovoltaica invitando a las empresas solares a participar.

Se espera que los proyectos en las cinco provincias de Babel, Wasit, Karbala, Al-Muthanna y Diwaniyah estén terminados a finales de 2020. El ministerio también proporcionará servicios logísticos, técnicos y legales para otros sitios en el sur y oeste de Irak, según declaraciones del ministerio.

50 MW y 30 MW Al-Muthanna (Sur) acogerá una central de 30 MW y otra de 50 MW. Wasit es la provincia elegida para dos proyectos de 50 MW. Diwaniyah (zona Central del país) acogerá una central de 50 MW, mientras que los dos mayores proyectos se ubicarán en Babel (250 MW) y Karbala (300 MW), ambas provincias en la zona centro del país.

El ministerio también declaró sus objetivos de convertirse en un centro global de energías renovables e incluso levantó la esperanza de establecer la fabricación local además del despliegue de energía fotovoltaica.

Irak también ha firmado acuerdos con Siemens para que la firma alemana desarrolle el sector eléctrico en Irak, que se ha visto afectado por un suministro de energía poco fiable desde la Guerra de Irak, con muchos intentos fallidos de revitalizarlo desde entonces. El mapa desarrollará un concepto integral para el sector eléctrico en Irak a través de la producción, el transporte y la distribución.

Según el Centro Regional de Energía Renovable y Eficiencia Energética, el consumo total de energía primaria de Irak está en un 90% basado en el petróleo, y el resto es suministrado por gas natural. Como uno de los principales productores de petróleo del mundo, este es el primer intento de Irak para diversificar su mix energético.

La actividad solar en el país hasta ahora se ha centrado principalmente en los campos de refugiados. Atmosfair, por ejemplo, planea construir un sistema de almacenamiento de energía y un proyecto fotovoltaico en Mam Rashan, un campo de refugiados en el distrito de Dohuk, en el norte de Irak. El PNUD también ha apoyado 5 MW de energía solar doméstica en Najaf, en el centro-sur de Irak.