Francia vuelve a liderar el ranking mundial de bonos verdes: España, en el ‘top ten’

Con más de 15.000 millones de euros en bonos verdes emitidos desde enero, Francia se ha convertido en el país líder de las finanzas verdes, por delante de EEUU y Holanda, según una clasificación publicada esta semana por la organización británica sin fines de lucro Climate Bonds Initiative en la que España figura en noveno lugar con una cifra próxima a los 4.000 millones (ver gráfico).

Desde el inicio del año, Francia ha sido el principal emisor de bonos verdes con 15.300 millones de dólares (alrededor de € 13.400 millones), lo que significa que ha recuperado su título de campeón mundial en financiación verde. De este modo, Francia superó a EEUU, que encabezaba la tabla en 2018 y durante el primer trimestre de 2019. También superó a Holanda, que emitió con éxito su primer bono verde gubernamental por un valor de 6.000 millones de euros en mayo pasado.

El mercado de bonos verdes consiste en préstamos emitidos en los mercados para financiar proyectos que son exclusivamente «verdes». Estos proyectos tendrán un impacto positivo en el clima y / o el medio ambiente (energías renovables, reducción de las emisiones de CO2, etc.), y están acompañados de requisitos de seguimiento e informes.

Este año, el mercado de bonos verdes ha experimentado un alza increíble. La semana pasada, el volumen de bonos verdes superaba el listón de los 100.000 millones de dólares, y esto en menos de seis meses, lo que podría ser el indicativo del establecimiento de un nuevo récord este año.

«Esta es la primera vez que logramos este hito en la primera mitad del año», dijo Sean Kidney, director ejecutivo de Climate Bonds Initiative. El hito se alcanzó en septiembre de 2018 y en noviembre de 2017 por primera vez. Esto es un buen augurio para el resto de este año.

HSBC, que señaló que la emisión de bonos verdes ha aumentado un 57% con respecto al año pasado, elevó su pronóstico anual a entre $ 180-240.000 millones, en comparación con un pronóstico anterior que oscilaba entre $ 140-180.000 millones.

En 2018, el mercado se había decepcionado, creciendo solo un 5% hasta $ 163.000 millones. La compañía estadounidense de servicios financieros Moody’s espera $ 200.000 millones para este año, mientras que la iniciativa Climate Bonds Initiative espera $ 250.000 millones.

Sin embargo, el mercado sigue siendo relativamente pequeño. Los bonos verdes solo representan el 2% del total de emisiones de bonos de este año según la estimación de HSBC.

Engie, el líder galo

El principal grupo francés, Engie, ocupa el primer lugar entre las tres corporaciones más grandes que emiten bonos verdes. En enero, emitió su quinto bono verde por € 1.000 millones y emitió su sexto bono (en dos partes) por un total de € 1.500 millones el 14 de junio.

Desde 2014, el grupo, pionero en finanzas verdes, ha emitido € 8.750 millones en bonos verdes, lo que lo convierte en “el principal emisor corporativo de bonos verdes del mundo”, una estadística que el grupo se complace en informar.

“Engie se compromete a conciliar la visión a largo plazo de la compañía con los objetivos financieros de los inversores. Los bonos verdes, que permiten financiar la transición de cero carbono de nuestros clientes, son una palanca esencial para esto», comentó Judith Hartmann, directora ejecutiva adjunta y directora financiera del Grupo.

De los bonos verdes franceses emitidos, por un valor de € 15.300 millones, la participación de los actores del sector público es significativa. Su participación en los bonos verdes franceses asciende a 6.100 millones de euros, según las cifras de Climate Bonds Initiative.