IoT, analítica avanzada y omnicanalidad marcarán el futuro del sistema eléctrico en África, según Minsait

Minsait, una compañía de Indra, señala que la incorporación de tecnologías como el Internet de las Cosas (IoT), la analítica avanzada y soluciones de movilidad, junto con la digitalización de la relación con los clientes, serán en un futuro próximo los «grandes retos» de las energéticas en África para conciliar los objetivos demográficos y de electrificación con la sostenibilidad económica del sistema.

En un comunicado, Indra señala que esta es una de las conclusiones destacadas en el ‘Minsait Utilities Customers Summit África’, el encuentro que organiza la compañía en Mombasa (Kenia) desde el pasado martes 25 de junio, hasta mañana viernes 28, y que reúne a directivos de las principales empresas africanas del sector y a expertos en tecnología.

Según ha quedado patente en el encuentro, el continente debe afrontar una perspectiva de crecimiento masivo que hace necesario asegurar que los ingresos recaudados aseguren tarifas asequibles y que no se desvíen de los costes incurridos en la generación, transporte y distribución.

Para ello, es necesario establecer «modelos operativos más eficientes» que se apoyen en nuevos sistemas y herramientas, así como en la capacidad y competencias adecuadas del personal en una estructura organizativa ágil y operativa.

«El IoT, con un número cada vez mayor de dispositivos interconectados, permite el control y actuación sobre la red de media y baja tensión, así como avanzar en la incorporación de fuentes renovables en la matriz energética y prestar soporte a la gestión de redes desconectadas del sistema o ‘microgrids’ para electrificar zonas aisladas de los grandes centros de población», ha remarcado el director de Energía & Utilities de Minsait, Leonardo Benítez.

En esta línea, también ha incidido en que la analítica avanzada aplicada sobre la información de los sistemas transaccionales «facilita la toma de decisiones para mejorar los principales indicadores de gestión, y en particular, la disminución del fraude y las pérdidas comerciales». Además, ha agregado que, a pesar de que el continente se encuentra un paso por detrás de otras regiones, la penetración digital está avanzando y empezando a cambiar el modo en que los africanos interactúan con las empresas de servicios públicos y demandan.

Por su parte, el director de Energía & Utilities de Minsait en África, Juan Carlos Rojas, ha subrayado que, aunque aún existen desafíos pendientes como la reducción del fraude o la automatización de la operación de las redes de distribución, se ha producido un gran avance en la última década en la implantación de soluciones que dan soporte a los procesos críticos de negocio.

La compañía, que cuenta con un centro de excelencia en Nairobi desde el que presta soporte a todo el continente, ha ayudado a mejorar los procesos de los negocios en algunas de las utilities más relevantes del continente con reconocidas eficiencias. «Dependiendo del punto de partida de cada utility, se han alcanzado reducciones promedio del 20% en costes técnicos y comerciales, que en muchos casos ha amortizado la inversión inicial en un récord 2-3 años», ha destacado Rojas.