Japón asegura que el ataque contra dos petroleros en el golfo de Omán no afectará a su suministro de energía

El ministro de Industria de Japón, Hiroshige Seko, ha asegurado este viernes que el ataque contra dos petroleros en el golfo de Omán no afectará al suministro de energía del país, a pesar de que el Ministerio emitió una advertencia a los compañías energéticas niponas tras el incidente.

Seko ha señalado en una rueda de prensa que Japón está investigando los detalles del incidente y se ha negado a comentar las declaraciones de Estados Unidos en las que ha acusado a Irán de estar detrás del ataque.

Dos buques petroleros fueron evacuados este jueves tras sufrir supuestos ataques en el golfo de Omán. Los barcos afectados son el ‘Front Altair’, con bandera de las Islas Marshall y operado por la naviera noruega Frontline para la petrolera taiwanesa CPC, y el ‘Kokuka Courageous’, con bandera de Panamá y propiedad de una empresa japonesa.

El primero de los barcos se dirigía de Qatar a Taiwán y ha registrado un incendio a bordo cuando se encontraba a 25 millas del puerto iraní de Jask. El segundo petrolero navegaba desde un puerto saudí hacia Singapur cuando ha sufrido un incendio a unas 28 millas de Jask.

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, ha señalado que el incidente «es un inaceptable recrudecimiento de las tensiones por parte de Irán» y ha pedido unidad a la comunidad internacional ante las acciones de Teherán.

Pompeo ha explicado que el análisis estadounidense para llegar a esta conclusión se fundamenta en el tipo de armas usadas y el nivel de «sofisticación» de la operación.

El secretario de Estado norteamericano ha incidido además en que ha ordenado al embajador estadounidense ante Naciones Unidas que plantee «los ataques iraníes» durante la reunión que celebrará este mismo jueves el Consejo de Seguridad de la ONU para abordar lo sucedido.