La biomasa facturó 870 millones en 2018, un 1,7% más, y generó 950 empleos

La biomasa facturó 870 millones de euros en 2018, un 1,7% más que el año anterior, y generó 950 nuevos empleos, lo que arroja un crecimiento interanual del 11%, según un informe del Observatorio de la Biomasa (Avebiom).

Este crecimiento del sector se ha traducido en que las instalaciones de calderas alimentadas con biomasa se han incrementado un 22% (53.480 unidades) hasta 298.400.

Las actividades derivadas de la calefacción alimentada con este tipo de recurso emplearon a aproximadamente 9.600 personas.

En ese contexto, el presidente de Avebiom, Javier Díaz, ha destacado que la mayor parte de estos empleos se crean en zonas rurales, por lo que el sector es un activo para luchar contra la despoblación.

Asimismo, el informe calcula que las casi 300.000 calderas de biomasa instaladas ahorraron la emisión de 4,1 millones de toneladas de CO2.

La Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom) se constituyó en 2004 con el fin de promover el desarrollo del sector de la bioenergía en España.