La factura de la luz de junio será la más barata de los tres últimos años por el abaratamiento del gas y el carbón

La factura de la luz del mes de junio será la más barata desde septiembre de 2016, es decir de casi los tres últimos años. Según datos del consultor especializado en mercados eléctricos, Francisco Valverde, la factura de la luz de este mes de junio será para un consumidor tipo con 4,4 kW de potencia contratada y un consumo anual de 3.500 kWh de unos 58,4 euros.

Supera así a la del pasado mes de febrero que fue de 58,9 euros para el mismo perfil de consumidor. Y hay que retroceder casi tres años para ver una factura de la luz mensual tan baja.

La principal causa de este abaratamiento se encuentra en los precios de los combustibles fósiles con los que se genera electricidad. Y es que el precio de los combustibles fósiles está por los suelos.

El mercado europeo TTF de gas natural ha marcado esta semana su precio por debajo de los 10 euros MWh, algo que no se veía desde 2009. Algo parecido le está ocurriendo al precio del carbón. El mercado de futuros del carbón Coal API2 se ha situado por debajo de los 50 dólares por tonelada. En octubre se situaba por encima de los 100 euros/t.

Asimismo, el precio del CO2 se mantiene alrededor de los 25 euros por tonelada, un precio suficiente para que los ciclos combinados desplacen al carbón en el mix de energías que se casan en el mercado cada día.

Las buenas temperaturas que se están dando prácticamente en todo el mundo han hecho que el consumo tanto de gas como de carbón haya sido más bajo de lo normal, sobre todo en China y el sudeste asiático. La baja demanda de electricidad así como los precios de los combustibles han conseguido que la factura de la luz de este mes sea una de las más bajas.

Y eso que desde el mes de abril regresó el Impuesto a la producción de electricidad que el Gobierno suspendió en el último trimestre de 2018 y el primero de 2019.

Eso sí, como se puede ver en la gráfica, esta factura de la luz será un espejismo si se tiene en cuentan los actuales precios de futuros del mercado eléctrico español. Con ellos, las facturas de los próximos meses, hasta diciembre irán in crescendo, pero aun así, la factura anual de 2019 será de las más bajas de los últimos años.