Endesa busca alternativas de desarrollo al cierre de Compostilla junto con la Universidad de León

La Universidad de León apoyará a la eléctrica Endesa en la identificación de alternativas de desarrollo empresarial del Bierzo ante el cierre de la central térmica de Compostilla, en Cubillos del Sil (León), previsto para junio de 2020.

El correspondiente acuerdo para llevar adelante la colaboración ha sido firmado en Ponferrada por el rector de la ULe, Juan Francisco García Marín, y el director general de Generación Térmica de Endesa, Paolo Bondi, en presencia del director general de Endesa en el Noroeste, Miguel Temboury, y el vicerrector para el Campus de Ponferrada, José Ramón Rodríguez.

La iniciativa responde al compromiso de Endesa de promover medidas concretas para el desarrollo de actividad económica y generación de empleo en la zona.

Según ha explicado Bondi, «se trata de buscar una transición energética justa hacia la descarbonización con criterios de sostenibilidad social, económica y ambiental, con el objetivo de convertirse en un ejemplo de economía circular».

Por su parte, el director general de Endesa para el Noroeste ha reiterado la intención de la eléctrica de mantener el proyecto anunciado dentro de su plan de futuro de crear en El Bierzo un centro logístico de componentes eólicos, aunque ya se cuente con uno en As Pontes (Coruña).

Temboury ha reconocido que hay sitio para el proyecto de As Pontes y para más porque «se vas a multiplicar por cuatro la capacidad de renovables de aquí a 2030», por lo que se plantean tanto el centro del Bierzo como otro en Aragón.

«En la zona leonesa estamos con dos proyectos prioritarios, el proyecto eólico Alto Cabrera, con una inversión de 200 millones y otro de energía solar fotovoltáica en Villameca, con 300 megawatios y 300 millones», ha señalado.

Ha considerado que tiene sentido el centro logístico «porque de aquí a 2020 se deben instalar 66.000 megawatios en el país».

Temboury se comprometió con el empleo y aseguró que los 170 trabajadores de Compostilla serán reubicados, pero también con los empleados de las contratas que llevan un año manifestándose a las puertas de la central para pedir entrar en los planes estructurales de futuro.

Para ellos ha abogado por priorizarles de cara a las empresas que se encarguen del desmantelamiento de los grupos, trabajos ya iniciados con el 1 y 2 y que seguirán con los grupos 3, 4 y 5.

Esos trabajos llevarán unos 4 años con una generación de empleo de 130 trabajadores «con picos de 200», ha explicado .

El responsable de la empresa ha valorado que la incorporación de la Universidad de León al proyecto hará que éste se vea muy beneficiado por la capacidad técnica de los investigadores y por su conocimiento del territorio.

La ULe aportará un equipo de investigadores liderado por los profesores Victoriano Marcelo Gabella, del Departamento de Ingeniería y Ciencias Agrarias, y Nuria González Rabanal, del Departamento de Economía y Estadística.

En el grupo también figuran Enoc Sanz Ablanedo, José Cortizo Álvarez y Constantino García Ramos.

Como prólogo de la tarea, todos ellos participaron los pasados días 3 y 4 de julio en un encuentro de intercambio de conocimientos con profesores de la universidad Politécnico de Milán, que protagonizó en Italia experiencias de éxito similares a la que se desarrollarán en El Bierzo.

En una primera fase, el equipo de la ULe recabará la información documental disponible y llevará a cabo un trabajo de campo que consistirá en entrevistar a varias decenas de personalidades, directivos de entidades y representantes de administraciones interesada.

También organizará mesas redondas con vecinos, agentes sociales y público general y con los datos obtenidos, redactarán diversos documentos sobre características socioeconómicas del Bierzo, ayudas a la industrialización, ventajas del emplazamiento de Cubillos del Sil y definición de modelos

Según establece el convenio, la colaboración entre Endesa y la Universidad de León se establece inicialmente por dos años, si bien este período podrá ser prorrogado hasta veinticuatro meses más.