La fórmula de Musk para abaratar el Model Y: patenta una máquina que fabricará el chasis de una sola pieza  

Elon Musk quiere que su próximo Model Y sea un coche mucho más eficiente y rápido de fabricar que sus modelos actuales y ya está trabajando para dar con la clave que les permita conseguir sus objetivos para abaratar sus procesos de fabricación. De momento ha registrado una patente algo estrambótica: un proceso de fabricación mediante el cual el chasis del Tesla Model Y se podrá mecanizar prácticamente de una pieza.

Esta patente ha sido descubierta por Electrek y deja ver lo que, salvando las distancias, parece una especie de impresora 3D para chasis de coches eléctricos. Más concretamente, y según la propia Tesla es una «máquina de fundición multidireccional para el bastidor monocasco de un vehículo y métodos asociados

Debido a que la fundición a presión generalmente implica costos más altos en relación con otros procesos de fundición y fabricación, incluido el ensamblaje de muchos componentes individuales, existe la necesidad de una máquina de fundición a presión mejorada y sus métodos asociados, particularmente en relación a la fundición del bastidor de un vehículo que reduzca el trabajo requerido para lograr el producto final.

La solución ideada por Tesla pasa por crear una gran máquina con varias partes troqueladoras que se encuentran en un punto central. Un sistema que, curiosamente, fue diseñado por Matt Kallas, un ex-empleado de Tesla que ahora ejerce su trabajo y aporta su amplia experiencia en procesos de fabricación en la compañía GF Linamar.

De acuerdo a la descripción que su creador hace en el registro de la patente, el diseño de la máquina cuenta con un núcleo central y cuatro troqueladoras con sistemas de expulsión. Estas cuatro unidades troqueladoras están configuradas para encontrarse en el centro, de manera que forman una cavidad del molde correspondiente a una parte del chasis del coche en cuestión. Con este proceso, Tesla cree que «reducirá el tiempo de construcción, los costes de operación, los costes de fabricación, la huella medioambiental de la fábrica, los costes de operación de la fábrica, los costes de herramientas y/o la cantidad de equipamiento”.

El fabricante estadounidense señala que con este sistema se podrá construir un bastidor monocasco «completo o casi completo», lo que permitirá reducir la cantidad de máquinas de fundición necesarias para construir el chasis de un coche.

En una entrevista a principios de este año, Elon Musk ya dijo que Tesla cambiará el acero estampado con paneles de aluminio por un diseño con fundición de aluminio para la carrocería y el chasis del Model Y. Según Musk, con esta gran máquina de fundición se podrá reducir el número de piezas «de 70 a 1», con su correspondiente reducción en el coste de fabricación.

Por otro lado, Tesla también ha registrado una nueva arquitectura de cableado, que permite tanto reducir los materiales (menos cable), así como facilitar los procesos automáticos para ensamblarlos. Con este sistema el cableado del Tesla Model Y se reduce a 100 metros de longitud, en comparación a los 1,5 kilómetros que miden los del Model 3 o los 3,0 kilómetros del Model S.

Según Tesla, además de reducir el cable necesario, esta arquitectura también acortará los tiempos de producción, lo que permitirá mejorar la productividad y dar salida a los modelos más rápidamente.