La gasolina en España: de las más caras de los países de la Unión Europea en función del salario

Numerosos estudios que comparan los precios de los carburantes entre los diferentes países europeos siempre dicen que en España es donde más barato se paga la gasolina o el gasóleo. Pero una cosa es lo que cuesta el combustible, lo que hay que pagar por él, y otra el poder adquisitivo de los españoles para hacerlo. Y ahí las cifras dan un vuelco. Eso es lo que ha querido demostrar el estudio «Los precios de la gasolina en España y el mundo» realizado por Picodi.com, una marca global de compras online.

El estudio toma como referencia el salario neto promedio de cada país, lo cruza con el precio promedio del litro de gasolina en ese mismo país y calcula cuánta gasolina puede comprar un salario medio. Las cifras resultantes concluyen que no hace el mismo esfuerzo un español con un salario medio cuando tiene que llenar el depósito de su coche que un suizo o que un albanés, cada uno en una punta del ránking, el primero por tener el salario medio más alto (4.605 euros) de los 42 países del Viejo Continente y el último por todo lo contrario (314 euros).

Los que mejor lo llevan, además de los suizos, que con su sueldo medio y con un precio del litro de gasolina a 1,36 euros pueden permitirse el lujo de comprar 3.388 litros, y de los luxemburgueses (con un salario de 3.416 euros y un precio del litro de gasolina de 1,21 euros), son los países escandinavos y por este orden, Noruega, Suecia, Islandia, Dinamarca y Finlandia. Lo que pagan por el combustible, aunque es más caro que en la mayoría de los países europeos, en comparación con lo que ganan pueden sentirse más cómodos repostando en sus estaciones de servicio.

España se encuentra en la 18ª posición, porque el sueldo promedio nos permite comprar 1.126 litros de gasolina gracias a una remuneración promedio de 1.450 euros y un precio medio por litro de gasolina de 1,29 euros. Una posición nada ventajosa si lo comparamos con nuestros vecinos, como Francia (en la 13ª posición), cuyo salario medio es de 2.250 euros y pagan por un litro de gasolina 1,50 euros, Alemania, con un salario medio de 2.439 euros y el litro de gasolina a 1,40 euros, y Reino Unido (en la 15ª posición), con un salario de 2.033 euros y el litro a 1,41 euros.

Italia, sin embargo, está muy pareja a las cifras de España. Aunque su salario promedio es superior al español, 1.903 euros, como tiene el precio de la gasolina mucho más caro, 1,56, los italianos prácticamente pueden comprar la misma gasolina que nosotros, 1.219 litros.

Muy por detrás se encuentran Portugal y Grecia. El salario medio de nuestros vecinos peninsulares baja hasta los 964 y su gasolina está más cara, a 1,49 euros, por lo que apenas pueden comprar 645 litros. Peor lo tienen los helenos, con un salario medio de 890 euros y un precio aún más alto de la gasolina, 1,59 euros, por lo que la cifra resultante es de apenas 559 litros.

Por detrás se encuentran todos los países de Europa del Este, porque sus cifras son incluso peor: Serbia, Macedonia del Norte, Rumania, Bulgaria, Eslovenia, Croacia, Montenegro, Polonia, Hungría, Turquía, Ucrania… y así hasta sumar 22 países que no llegan al mileurismo y que no pueden comprar los mismos niveles de gasolina que sus vecinos del Oeste. En esta lista sorprende que esté también el país del gas y del petróleo, Rusia, cuyos salarios promedios apenas llegan a los 555 euros, y aunque pagan 0,63 euros por el litro de gasolina, solo pueden comprar 887 litros.

El estudio también da cifras de la situación en otros países del mundo, como en los del continente americano, algunos de África, Asia y Oceanía.