Llega la energía solar 24/7 gracias una batería térmica

Una innovadora batería térmica desarrollada por investigadores de la Universidad Curtin será clave para un sistema de energía solar capaz de producir electricidad durante la noche, rivalizando con los combustibles fósiles como una fuente de energía viable para las industrias comerciales y pesadas de todo el mundo, incluidas las operaciones mineras.

Curtin está colaborando con las empresas internacionales de energía renovable United Sun Systems e ITP Thermal en un proyecto que podría cambiar las reglas del juego, que está siendo dirigido por el profesor Craig Buckley de la Escuela de Ingeniería Eléctrica, Computación y Ciencias Matemáticas de Curtin.

El profesor Buckley asegura que la batería térmica es parte del sistema de energía solar concentrada (CSP) desarrollado por United Sun Systems, que requiere una batería para almacenar y liberar energía para permitir la generación de energía solar sin interrupciones.

«El almacenamiento ha sido durante mucho tiempo un obstáculo para la energía renovable, pero nuestro prototipo de batería térmica es capaz de almacenar y, según se requiera, liberar energía solar sin depender de la luz solar en todo momento», dijo el profesor Buckley.

“La batería utiliza un hidruro metálico o carbonato metálico de alta temperatura como medio de almacenamiento de calor y un recipiente de almacenamiento de gas a baja temperatura para almacenar el hidrógeno o el dióxido de carbono.

«Por la noche, y en momentos de nubosidad, se libera hidrógeno o dióxido de carbono desde el depósito de almacenamiento de gas y es absorbido por el metal a mayor temperatura para formar un hidruro metálico / carbonato de metal, que produce el calor utilizado para generar electricidad».

El profesor adjunto de investigación del vicerrector de la Universidad de Curtin, Chris Moran, dijo que el proyecto tenía como objetivo desarrollar un sistema de energía solar que produjera electricidad las 24 horas del día, los siete días de la semana y fuera comercialmente viable para la industria.

«Al igual que con los sistemas de baterías de litio que Curtin también está desarrollando, el despliegue de un sistema de almacenamiento de energía rentable que use baterías térmicas revolucionará el panorama de la producción de energía renovable en todo el mundo al permitir que las fuentes renovables compitan verdaderamente con los combustibles fósiles», dijo el profesor Moran.

“Mientras que una batería de litio almacena energía eléctrica que se puede usar para proporcionar electricidad cuando el sol no brilla, esta batería térmica almacena el calor de la energía solar térmica concentrada, que se puede usar cuando el sol no brilla para hacer funcionar una turbina para producir electricidad”.

La investigación apunta a desarrollar una nueva tecnología para integrar el almacenamiento de energía termoquímica a través de una batería térmica en un sistema de plato-Stirling.

Un sistema de plato-Stirling puede proporcionar hasta 46 kW de potencia y es ideal para impulsar industrias remotas que requieren mucha energía, como las minas, ya que proporciona potencia a demanda y según sea necesario. Se pueden implementar varios platos dependiendo de los requisitos de energía del sitio.

El proyecto de investigación ‘Desarrollo de baterías térmicas para sistemas de energía solar concentrada’ recibió un millón de dólares otorgado por el gobierno federal a través del Programa de vínculos de innovación global.