El grupo financiero japonés Softbank Group invierte 100 millones de euros en el sistema de almacenamiento de Vault

La suiza Energy Vault está de enhorabuena. Su tecnología, que permite que la energía renovable se almacene en bloques de hormigón de 35 toneladas y se entregue como carga base por menos del coste de los combustibles fósiles a cualquier hora del día, ha conseguido un buen empujón.

Bloques de hormigón que almacenan energía podrían ser la clave para la proliferación de energías renovables

El Vision Fund de Softbank Group ha realizado su primera incursión en la tecnología de almacenamiento de energía con una inversión de 100 millones de euros en esta compañía.

Si bien muchos países desean utilizar la energía renovable como parte de los esfuerzos para reducir las emisiones de carbono en la lucha contra el cambio climático, el desafío ha sido encontrar una manera de almacenarla para su uso posterior, especialmente durante la noche o cuando la demanda aumenta.

Inspirada en la física y la ingeniería mecánica utilizada en las plantas hidroeléctricas, Energy Vault compite con la mayoría de las soluciones rivales que se centran en alguna forma de almacenamiento de batería, ya sea de iones de litio, sulfato de sodio, ácido de plomo, entre otros. Si bien los costes han estado cayendo, en casi un 40% desde 2015 según Wood Mackenzie, la mayoría se degrada con el tiempo.

«Energy Vault resuelve un problema complejo y de larga data sobre cómo almacenar energía renovable a escala», dijo Akshay Naheta, socio gerente de SoftBank Investment Advisers, en un comunicado, anunciando la inversión de 100 millones de Vision Fund. «Energy Vault es altamente complementario a la cartera energética existente de SoftBank y nos complace impulsar el desarrollo global de la compañía».

Energy Vault se lanzó a fines de 2018 y ya se ha asociado con la compañía mexicana de materiales CEMEX y The Tata Power Company de India, ya que busca completar una fase de prueba y luego construir su primer sitio comercialmente operativo.

A pesar de invertir normalmente en una etapa posterior en el desarrollo de una empresa, Softbank creía que Energy Vault podría escalar rápidamente y potencialmente no necesitar hacer una ronda de financiación posterior, de ahí el impulso de tomar una participación temprana, dijo Naheta.

Las recompensas potenciales son grandes. Se espera que el mercado global de almacenamiento de energía alcance 22.2 GW en 2023, de casi 5 GW a fines de 2018, según un informe publicado en mayo por la compañía de datos y análisis GlobalData.

Robert Piconi, director ejecutivo y cofundador de Energy Vault, dijo que a pesar de la planificación de hacer crecer el negocio país por país, la escala de la demanda global acumulada de una solución escalable los convenció de avanzar más rápido.

«El Vision Fund comparte nuestra pasión por combatir el cambio climático a través de la innovación en tecnologías de almacenamiento de energía y, con su apoyo como socio estratégico, Energy Vault está bien posicionado para satisfacer la gran demanda actualmente insatisfecha de almacenamiento de energía sostenible y económico en todo el mundo», Piconi dijo.