La Plataforma Solar de Almería ‘resucita’ de la mano del CIEMAT

La Plataforma Solar de Almería parece haber visto algo de luz al final del túnel. El CIEMAT, organismo dependiente de la Plataforma Solar de Almería, el que era el mayor centro de innovación europeo de energía solar concentrada, ha lanzado una convocatoria para contratar distintos servicios auxiliares de la plataforma y así poder llevar a cabo los distintos proyectos que le asignaron hace un par de años y que estaban totalmente paralizados.

El verano pasado el CIEMAT contrató a la empresa Eulen para que lleve a cabo los servicios de operación de las instalaciones de la Plataforma Solar de Almería para la ejecución de los planes de ensayos de los años 2018 y 2019, cuyas actividades se estirarán hasta el ejercicio de 2020.

Ahora, el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas ha licitado un nuevo contrato para distintos servicios auxiliares que ayuden a llevar a cabo estos proyectos.

En total, casi 2,7 millones de euros para contratar a profesionales de una empresa durante dos años que se encarguen de servicios de laboratorios químicos, de primeros auxilios, servicios de desarrollo de programas y bases de datos científicas, traductores o para la realización de dibujos asimétricos, planos o diseño 3D.

Bocanada de aire fresco para la ‘olvidada’ Plataforma Solar de Almería

El CIEMAT subcontratará a 12 nuevos operarios que realicen todos estos nuevos servicios. No pertenecerán a la plantilla de la PSA ni del CIEMAT.

La plataforma es el centro público de investigación más importante del mundo en tecnologías termosolares de concentración. El centro nació en los 80, cuando España hizo una apuesta por la I+D y por las renovables, sin embargo, tras liderar la investigación en tecnologías solares de los últimos 30 años y ser la número uno de su campo, esta instalación ha estado a punto de echar a perder toda la competitividad y la credibilidad lograda en estos años.

El origen de la situación fue un conjunto de cambios legislativos que desde 2016 constriñeron la gestión del centro, dificultaron su labor y paralizaron los proyectos de investigación.

La Plataforma Solar de Almería, en situación crítica por la burocracia

En la práctica, estas normas, que fueron impuestas por el Ministerio de Hacienda para controlar el gasto en época de crisis y evitar posibles irregularidades contables, convirtieron el día a día del centro en un infierno de papeleos y de burocracia que impidieron contratar investigadores o adquirir material tecnológico necesario para los proyectos, entre otros aspectos.

Pero eso ya es historia. Desde el verano pasado con Eulen y ahora la contratación de estos operarios, la PSA vuelve a tener vida. A ver cuánto dura. Ojalá más allá de 2020.