Un programa de la Universidad del País Vasco mide la calidad energética de los edificios

Un estudio de la UPV/EHU ha desarrollado un programa informático que mide la degradación de la calidad energética de los edificios.

«A nivel mundial, los edificios consumen un tercio de la energía, algo que resulta terrible. Por tanto, es imprescindible reducir el consumo de los edificios para limitar la demanda de energía y mejorar el sector de la construcción», ha señalado la autora del estudio, la investigadora del departamento de Máquinas y Motores Térmicos de la UPV/EHU Ana Picallo.

Según la investigadora, «la demanda de energía eléctrica de los aparatos de iluminación y electrodomésticos de las viviendas tiene una alta calidad. Por otra parte, las demandas como el calor o similares son de baja calidad. Para satisfacer la primera se utiliza la electricidad y para el segundo el gas natural o fuentes similares. Ambas fuentes tienen un alto nivel de calidad. Por lo tanto, en el segundo caso, estamos utilizando un tipo de energía de alta calidad para satisfacer una demanda de baja calidad».

Por ello, Picallo ha apostado por «utilizar otros sistemas como las energías renovables. No es viable continuar satisfaciendo las demandas de baja calidad con fuentes energéticas de alta calidad. Es imprescindible garantizar la idoneidad entre la fuente energética y la demanda para reducir los gastos», ha concluido la investigadora.