Iberdrola quiere ofrecer soluciones energéticas al sector industrial mexicano

La eléctrica española Iberdrola, una de las más importantes del mundo tanto en generación como por ventas y capitalización bursátil, tiene un claro objetivo en el mercado mexicano para los próximos años: ofrecer soluciones al sector industrial mexicano.

“Nosotros vislumbramos nuestro futuro en México, nuestro crecimiento, haciendo plantas de generación tanto a gas como renovables, eólica y fotovoltaica, y vendiendo esa energía a clientes finales, a clientes industriales y olvidarnos de momento de posibles acuerdos con la empresa pública”, dijo Enrique Alba, presidente de Iberdrola México, al diario mexicano El Financiero.

Mediante el modelo energético planteado por la pasada administración, las compañías privadas de generación como Iberdrola, vendían su energía a la Comisión Federal de Electricidad. Sin embargo, el actual gobierno suspendió por tiempo indefinido más de estos mecanismos.

“Creo que eso ha pasado a la historia y las empresas privadas nos debemos olvidar de esa política energética y debemos rolar a poder vender a un cliente industrial final y hacer las plantas apalancadas en esos contratos bilaterales (PPA) para poder suministrar energía competitiva”, dijo tras su participación en el foro ‘Energy Meet Point’, organizado por Siemens y El Financiero.

Un buen ejemplo de ello, es el acuerdo suscrito en 2017 con el Grupo Modelo por el cual la eléctrica española suministrará 490 gigavatios-hora al año de energía renovable y el grupo cervecero cubrirá una parte importante de sus necesidades energéticas a largo plazo, permitiéndole reducir su huella de carbono. En concreto, la energía producida en el parque eólico PIER permitirá a Grupo Modelo reducir sus emisiones de CO2 en alrededor de 365.000 toneladas al año, equivalentes a retirar de circulación más de 90.000 vehículos de combustión interna al año.

Según cálculos de la compañía, el 60% de la energía que se consume en el país corresponde al sector industrial, razón por la cual la empresa ha decidido poner el foco en este mercado que crece continuamente.

Hace unos meses, Iberdrola anunció que para el actual sexenio tiene prevista una inversión de 5.000 millones de dólares. Como parte de ésta, la firma española comenzará este año con la construcción de cuatro plantas de generación eléctrica, que tendrán como objetivo suministrar electricidad al sector industrial.