Las baterías de GE se integrarán en el sistema renovable híbrido a escala de red más grande del mundo

El Solar River Project y GE Renewable Energy han anunciado que la compañía energética estadounidense ha sido seleccionada para el suministro e integración de uno de los sistemas híbridos de tecnología de batería a escala de red más grande del mundo. Se trata de un parque fotovoltaico, el Solar River Project, situado en Australia del Sur, a medio camino entre Burra y Morgan, y ahora se añade un sistema de almacenamiento de energía, llamado Reservorio, que se unirá a esta gran planta de generación fotovoltaica de 200 MW.

La compañía que desarrolla esta planta fotovoltaica, cuya construcción se preveía a principios de este año pero que comenzará este otoño, es una start-up del laboratorio de ideas ThincLab de la Universidad de Adelaida, y pudo seguir adelante con su idea gracias a que consiguió el apoyo del pueblo Ngadjuri y el Consejo Regional de Goyder.

El plan es construir este sistema híbrido en varias etapas. La etapa 1 incluirá 200 MW de generación de electricidad solar fotovoltaica y un sistema de batería de iones de litio de 120 MWh que será suministrado por General Electric. La instalación de paneles consistirá en cien conjuntos de rastreadores de eje único, cada uno de los cuales generará 2 MW y aproximadamente 310 por 180 metros para un área total de 3.200 por 1.800 metros (5,76 kilómetros cuadrados). La tierra no es apta para el cultivo debido a la escasez de lluvia.

La etapa 2 proporcionará otros 200 MW de generación y una batería de 150 MWh también de GE. El proyecto preveía tres etapas más, dependiendo de las condiciones del mercado y de la red.

El CEO de Solar River Project, Jason May, ha señalado que “la adjudicación de la batería a General Electric es otro hito importante para el proyecto. General Electric es líder mundial en tecnología de almacenamiento de energía renovable, y estamos muy contentos de tenerlos a bordo. General Electric trae una tecnología de punta al sur de Australia, al ofrecer una enorme capacidad de transferencia de energía con un sistema operativo inteligente ”.

Para conseguir 200 MW de capacidad instalada serán necesarios más de 640.000 paneles solares, a los que habrá que añadir la instalación del sistema de almacenamiento de baterías de 100 MW y 3 horas de GE. En total, se podrá ofrecer una capacidad de almacenamiento de casi 300 MWh, que podría transferir hasta 400 MWh de electricidad al día, convirtiéndose así en una de las baterías más grandes del hemisferio sur.

Su objetivo es suministrar suficiente energía renovable, barata y segura como para abastecer de electricidad a 90.000 hogares.

La red eléctrica del sur de Australia tiene una de las cargas más altas del mundo, y el sistema de almacenamiento de energía de la batería puede permitir a la planta producir una generación firme y ayudar a suavizar los picos, contribuyendo a una red más estable en los próximos años. El sistema de almacenamiento está diseñado para capturar la energía producida por las fuentes solares, para su uso en tiempos de demanda de energía, lo que puede aumentar la disponibilidad de la planta y permitir el uso óptimo de los paneles solares.

Prakash Chandra, CEO de Renewable Hybrids de GE Renewable Energy, anunció que “el Solar River Project será un buque insignia para la industria de las energías renovables y para el papel de GE en la construcción de plantas híbridas renovables. Las soluciones híbridas se han convertido en una realidad, impulsadas por la demanda de energía renovable segura y de respaldo, que podemos integrar utilizando nuestra tecnología de controles patentada para optimizar los resultados de los activos y los clientes. Estamos orgullosos de haber sido seleccionados por el Solar River Projectpara entregar este proyecto tan importante que beneficiará a una gran comunidad en esta parte del mundo «.

El Solar River Project recibió la aprobación de Crown Development en junio del año pasado, y comenzará a generar electricidad a principios de 2021. Por su parte, la energética australiana Alinta Energy se ha comprometido a comprar el 75% de la producción de la planta solar durante 15 años.