Endesa se compromete a buscar soluciones que sustituyan la actividad de la térmica de As Pontes

El consejero delegado de Endesa, José Bogas, ha expresado el «compromiso absoluto» de la compañía para «encontrar soluciones que puedan permitir continuar con una actividad similar (a la central térmica de As Pontes (A Coruña); si no es al 100 % como actualmente, sí que pueda compensar, seguir generando riqueza y empleo».

Tras una reunión de trabajo con el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, que se ha prolongado durante más de dos horas en la sede del Gobierno gallego en Santiago y a la que también ha asistido el conselleiro de Economía, Empleo e Industria, Francisco Conde, el responsable de Endesa ha indicado que esa es la voluntad de la compañía.

«No oculto que hay dificultades, pero me ratifico en el interés de Endesa en que sea así y en el compromiso que he adquirido con el presidente (de la Xunta) de estudiar todas las alternativas posibles para llevarlo a cabo», ha concluido.

Núñez Feijóo ha insistido en reclamar al Gobierno que sea «un aliado» para «encontrar soluciones» y mantener la central funcionando, ya que el Ejecutivo central, ha advertido, «no puede ser el problema para que la central de As Pontes no funcione y aboque al cierre».

«Espero y deseo que, ya que Endesa quiere mantener la central, se estudien las propuestas alternativas que lleguen a una mesa técnica sólida para buscar en los próximos años una disminución del uso del carbón, sustituirlo por otras materias primas, disminuir las emisiones de CO2 y volver otra vez a dar seguridad y estabilidad a la empresa y a las familias», ha señalado Núñez Feijóo, que ha concretado que el cierre afectaría a unas 750 familias.

El presidente gallego ha considerado «positiva» la reunión con el responsable de Endesa ya que es cierto que «hay un problema» si bien, en su opinión, «tiene soluciones».

«Tenemos que estar a disposición no solo de comentar los problemas, sino de encontrar soluciones, y Endesa y la Xunta van por ese camino y necesitamos que el Gobierno vaya también por ahí», ha incidido.

Al Ejecutivo en funciones de Pedro Sánchez, el presidente gallego le ha advertido de que «no puede convertir la transición ecológica en fuente de desarraigo y paralización de comarcas enteras», si bien ha insistido en que España «no puede abandonar sus compromisos con Europa para un transición, que no ruptura, ordenada, con un planteamiento razonable, serio y comprometido».

«Hay dificultades pero son solventables, pongámonos a ello y no a las soluciones fáciles, al despido masivo, al cierre indefinido y a los problemas», ha concluido.

Núñez Feijóo ha asegurado que la compañía ha hecho las inversiones necesarias para cumplir con la normativa europea de emisiones y ha indicado que en Europa hay «más de cien centrales térmicas operativas, funcionando con normalidad», por lo que ha abogado por encontrar las soluciones que permitan la continuidad de la planta cumpliendo con los criterios de transición ecológica.

En su intervención ha afirmado que a partir del año 2021 la Unión Europea «se compromete a poner unas cuantías importantes para una transición ordenada y justa» por lo que ha insistido en la necesidad de «llegar (a esa fecha) con la central operativa».

Para Núñez Feijóo, entre otras cuestiones, el Gobierno debería saber que España «necesita alguna central térmica operativa, no puede quedarse sin ninguna batería ante la eventualidad de un fallo en las energías renovables».

Además, también ha reclamado que el Ejecutivo central sea consciente de que hay «más de cien centrales térmicas operativas» en otros países de la UE y que el periodo de transición, hasta que la planta pueda quemar otras materias primas diferentes al carbón y pueda reducir las emisiones, sea «ordenado».

También le ha pedido al Gobierno que tenga en cuenta la disponibilidad de fondos europeos a partir de 2021 y ha asegurado que si no se estudian las alternativas para evitar el cierre «habrá una discusión muy profunda y una divergencia política de primer nivel».

«Convertir a España en el primer país que cierra todas sus centrales térmicas va a provocar una enorme indefinición y una enorme incertidumbre», ha señalado el presidente gallego, que ha asegurado que cuando se tomó la decisión de apostar por las energías fotovoltaica y la termosolar «sin impactar la curva de aprendizaje» se generaron «30.000 millones de déficit» en el sistema eléctrico.

«Estoy convencido de que tenemos el mismo riesgo (generar otro déficit) pero con distintas energías», ha concluido.