Iberdrola emplea a más de 1.200 personas durante la construcción de la que será la mayor planta fotovoltaica de Europa

El proyecto Núñez de Balboa de Iberdrola en Extremadura, que con 500 megavatios (MW) es la planta fotovoltaica más grande en construcción en Europa, ha alcanzado la punta de más de 1.200 empleados trabajando en su desarrollo, según informó la energética.

En concreto, un 70% de ellos son trabajadores extremeños y, de estos, hasta un total de 150 personas provienen de los municipios que acogen el proyecto: Usagre e Hinojosa del Valle.

La consejera para la Transición Ecológica y Sostenibilidad de Extremadura, Olga García, acompañada del director de Renovables de Iberdrola en España, Julio Castro, ha visitado la planta este viernes y ha comprobado el avance de las obras.

En la actualidad, la práctica totalidad de la estructura está hincada en el terreno y ya se encuentran más del 50% de los 1,43 millones de paneles fotovoltaicos montados.

Asimismo, se encuentra muy avanzada la construcción de la subestación de planta y la de maniobra y se prevé que el montaje electromecánico esté terminado en diciembre.

La planta, cuya inversión asciende a unos 300 millones de euros y que ocupa una superficie cercana a las 1.000 hectáreas, generará energía limpia suficiente para abastecer las necesidades de 250.000 personas, cifra superior a la población de las ciudades de Cáceres y Badajoz, y evitará, además, la emisión a la atmósfera de 215.000 toneladas de CO2 al año.

Junto a Núñez de Balboa, en fase de construcción, Iberdrola ha avanzado en la tramitación de otros seis proyectos fotovoltaicos en la comunidad: Francisco Pizarro (590 MW), ubicado en Torrecillas de la Tiesa; Ceclavín (328 MW), en Alcántara; Arenales (150 MW), en Cáceres; y Campo Arañuelo I, II y III (50 MW cada una), en la comarca de Almaraz. Con estos, la compañía eleva a más de 1.700 los megavatios fotovoltaicos en construcción o tramitación en la región.