Lo barato que salen los enganches ilegales: la Fiscalía solo pide 1.800 euros de multa por robar la luz un grupo de traficantes de marihuana de Granada

La Fiscalía ha solicitado en sus conclusiones provisionales 3 años y 9 meses de prisión y multas que superan los 13.000 euros para cada uno de los tres acusados de tráfico de droga, por cultivo de marihuana, y de defraudación de fluido eléctrico desde una vivienda de Granada capital.

Carolina I.S., Rafael R.Z. y Antonio I.S. están acusados por el Ministerio Público, según recoge el escrito de acusación al que ha tenido acceso Efe, como supuestos coautores de un delito contra la salud pública, por el que le piden 3 años y 9 meses de cárcel y multa de 11.750 euros, y otro de defraudación de fluido eléctrico, por el que le solicitan otros 1.800 euros de multa.

Según el relato fiscal, sobre las 13:30 horas del pasado 9 de junio de 2017 se efectuó entrada y registro en una vivienda de la calle Abeja de Granada, en la que estaban los acusados Carolina y Rafael, y en la estaba empadronado y residía el también acusado Antonio.

Los procesados, que serán juzgados el próximo 24 de octubre en la Audiencia de Granada, habían acondicionado una habitación en la tercera planta del inmueble con los medios de iluminación, climatización y electricidad necesarios para el cultivo interior de cannabis, relata el fiscal.

Los agentes de la Policía Nacional decomisaron cogollos de cannabis picados, que estaban en el interior de una caja de plástico dispuestos para la venta, una sustancia vegetal que pertenecía a los tres acusados y que estos iban a destinar a su venta a terceros y cuyo valor en el mercado ilícito se acercaba a los 5.900 euros.

En la vivienda también encontraron una bolsa que contenía ramas de marihuana recién peladas, 88 maceteros vacíos utilizados para el cultivo, 13 lámparas halógenas de alta potencia, 13 balastros eléctricos, 2 aparatos de aire acondicionado, una turbina extractora, 1 filtro de carbono, una cuadro eléctrico, diverso cableado y tubos flexibles.

En diversas dependencias también se hallaron tres botes de productos fitosanitarios, un bote de acetona, botes de plásticos que contenían sustancias utilizadas para el corte de cocaína como cafeína, tetracaína, ácido bórico o benzocaína.

En una de las habitaciones igualmente decomisaron dos libretas con anotaciones de personas y cantidades económicas relativas a la venta de cocaína, además de una balanza de peso de grandes dimensiones, una prensa hidráulica y un molde de hierro para dar forma a paquetes de cocaína con restos de esta sustancia.

Los acusados, que al menos desde varios meses antes acondicionaron la vivienda para el cultivo de cannabis, actuaron con ánimo de ilícito enriquecimiento y efectuaron una conexión no autorizada a la red eléctrica, que daba suministro al interior del inmueble, dice el fiscal.

Ese flujo de corriente eléctrica no fue contabilizado por ningún dispositivo que midiese el consumo de electricidad y ocasionó a la empresa de distribución eléctrica, en este caso Endesa, el correspondiente perjuicio económico.