Los costes del sistema del almacenamiento no residencial caerán un 27% en EEUU hasta 2024

Los costes del sistema del almacenamiento no residencial caerán un 27% en EEUU durante los próximos cinco años, según una nueva investigación de la consultora Wood Mackenzie. La caída en los costos del sistema ayudará a multiplicar por diez veces el mercado de almacenamiento no residencial de EEUU para 2024.

La disminución del costo de la batería ha sido el factor dominante en la disminución del costo del sistema no residencial en el pasado. Sin embargo, los próximos cinco años verán un mayor progreso en la disminución de los costos del balance del sistema (BOS) que nunca antes. Para 2024, los costes de BOS llave en mano disminuirán en más del 20% para los sistemas no residenciales, dijo Wood Mackenzie.

Los costos de ingeniería, adquisición y construcción (EPC) y las caídas impulsadas por software serán clave para la caída de los costos de BOS. Los costos de EPC caerán a medida que el mercado de almacenamiento no residencial se vuelva más competitivo.

Mitalee Gupta, del equipo de almacenamiento de energía de Wood Mackenzie, dijo que la creciente estandarización en torno al diseño del sistema, la eficiencia en la ingeniería y la construcción, y los cambios en los modelos de negocios están listos para reducir los costos de EPC hasta 2024.

Gupta dijo que la competencia en el mercado está impulsando estos avances, haciendo que el almacenamiento no residencial sea cada vez más lucrativo para los desarrolladores y las compañías de EPC.

Un ejemplo de innovación en el diseño de sistemas es la creciente prevalencia de contenedores precargados, lo que facilita a las empresas EPC la instalación de soluciones en el sitio. Las innovaciones en software de almacenamiento también ayudarán a reducir los costos de BOS para el almacenamiento no residencial.  “La tendencia de consolidación en el mercado de software de almacenamiento de energía es una fuerte indicación de cuán importante será el software para el mercado en los próximos años”, dijo Gupta.

El software se está volviendo más importante que nunca a medida que las compañías eléctricas comienzan a utilizar sistemas de almacenamiento no residenciales para servicios de red. Además de generar ingresos de los activos de almacenamiento, el software de almacenamiento ayuda a las baterías a emparejarse más fácilmente con la energía solar. El software también mejora la economía del sistema de almacenamiento al reducir los costos de por vida.

Si bien el pronóstico sobre la disminución de los costos de BOS es notable debido a su aceleración en comparación con los años anteriores, los precios de las baterías para el almacenamiento no residencial en EEUU también disminuirán significativamente, cayendo un 35% para 2024. La caída esperada se debe en gran medida a que los fabricantes de baterías logran nuevas economías de escala.

A pesar de todo, Gupta añadió que si bien los costos de BOS están cayendo, ciertos costos blandos siguen siendo tercos. «El progreso en los costos de BOS para el almacenamiento no residencial no incluye ningún costo b lando asociado con la interconexión, permisos, adquisición de clientes, gastos generales y márgenes», dijo.

«Estos costos aún representan una porción significativa de los costos del sistema en la actualidad y no se esperan cambios importantes en los próximos cinco años en ausencia de cambios drásticos en las políticas».