Valencia pone en marcha un nuevo plan de ahorro energético

El Ayuntamiento de Valencia ha presentado este viernes el Plan de Intervención en el Alumbrado Público IDAE II, un proyecto que desde su puesta en marcha ha permitido reducir el consumo de energía en un 32 %.

La concejala de Gestión de Recursos, Luisa Notario, ha explicado que se trata de «la segunda actuación más importante en los últimos años en nuestra ciudad, que nos permitirá llegar ya al 50 % de alumbrado público de Valencia».

El consistorio ya ha comenzado la sustitución de las luminarias de la ciudad por tecnología led, «más eficiente y más respetuosa con el medio ambiente», según ha explicado la edil en el encuentro que ha mantenido hoy con la Federación de Asociaciones de Vecinos de Valencia.

La implementación de este plan supondrá la intervención en 11.438 farolas, distribuidas por todos los distritos de la ciudad, con un importe de casi 4 millones de euros y que será financiado íntegramente con fondos europeos Feder.

«El proyecto responde a la voluntad de cumplir con la responsabilidad incuestionable de las instituciones públicas de poner en marcha acciones reales para hacer frente a la situación que vivimos de emergencia climática, como reducir la contaminación lumínica de las ciudades y el consumo energético», ha apuntado Notario.

La concejala ha destacado que el plan «está dando resultados inmediatos y reales» y que no solo se continuará reduciendo el consumo energético, sino también se ahorrarán recursos públicos; además, la mejora de la iluminación ha permitido ahorrar más de 15’4 millones de euros, que se podrán reinvertir en más eficiencia, recursos y sostenibilidad, según Notario.

La edil de Gestión de Recursos ha reiterado que entre los objetivos del Ayuntamiento está «transformar una instalación de 107.000 puntos de luz, con unos 25 megavatios instalados, en una que no sobrepase los 7-8 megavatios, de forma que los costes recurrentes de la factura del recibo de energía se reduzcan notablemente».

Según la concejal, «en esta operación las condiciones son muy favorables para el Ayuntamiento de València, porque la financiación es con un interés al 0 %, a devolver en 10 años y con el primer año de carencia, con lo cual la inversión se amortiza en poco tiempo con los propios ahorros que genera».